Jueves 18 de julio de 2024

El párroco de Alepo lamentó el clima de frustración que dejó el terremoto

  • 6 de octubre, 2023
  • Alepo (Siria) (AICA)
La devastación psicológica y material, sumada a la crisis económica, marca el clima de frustración y miedo generado por el reciente terremoto, dijo el padre Karakach OFM.
Doná a AICA.org

El padre Bahjat Karakach OFM, párroco de Alepo, Siria, describió en una carta la situación “extremadamente difícil que se vive allí, debido a las consecuencia del terremoto del pasado 6 de febrero que aún persisten, afectando a personas de todas las edades, tanto a nivel psicológico como "material". 

El sacerdote franciscano lanzó un dramático grito de alarma sobre la situación en la que, antes de la guerra, era la capital económica y comercial de Siria, en una reflexión enviada a la agencia AsiaNews. 

El religioso habla de una "atmósfera reinante" marcada por la "frustración" y la "inquietante sujeción del miedo", en un marco general caracterizado por el conflicto y las sanciones internacionales, que hicieron estallar la "bomba de la pobreza".

En estas horas, el país árabe está siendo golpeado por una serie de ataques de la aviación turca, que concentra sus operaciones en la zona del norte y noreste, donde se asienta la minoría kurda. Se trata de una escalada vinculada al atentado del pasado fin de semana en Ankara a manos del PKK y lanzado por dos atacantes que, según la inteligencia turca, fueron entrenados en Siria. Al mismo tiempo, se registraron al menos cinco víctimas civiles en las operaciones militares llevadas a cabo por el ejército sirio en la provincia noroccidental de Idlib, último bastión controlado por las milicias rebeldes y los yihadistas.

El párroco y delegado de la Custodia para Siria denuncia que "garantizar las necesidades básicas" de la vida cotidiana se ha convertido en un calvario "casi insuperable", agravado por la "desgarradora ola de inflación" que se vive desde el 15 de agosto. En Alepo, los precios de bienes esenciales como alimentos, medicinas y suministros para bebés y ancianos, incluidos los pañales, subieron entre un 80 y un 90%, mientras que los precios del combustible "se han disparado en un alarmante 130%". "Estas dificultades se suman", prosigue, "a las continuas penurias causadas por los frecuentes cortes de electricidad, combinados con el calor sofocante e implacable, lo que agrava aún más nuestro sufrimiento".

"Una vez me dijeron", dice el párroco de Alepo, "que nos parecemos a los ocho músicos del Titanic que, en medio del desastre inminente, siguieron tocando. Del mismo modo, persistimos en nuestros esfuerzos, creyendo que nuestras acciones pueden ser un salvavidas para nuestras familias en medio de la oscuridad reinante. Confiamos en la "obra milagrosa" de Cristo, posible gracias a la ayuda y el amor de los cristianos de todo el mundo, que es un signo de "amor inquebrantable" y de "apoyo y asistencia constantes", que nos permite "perseverar en la misión de servir a nuestros hermanos y hermanas con alegría y amor". 

Una fundación pontificia enviará más ayuda a cristianos de Siria
La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) aprobó, el 2 de octubre, un segundo paquete de ayuda económica para restaurar la infraestructura de la Iglesia en Siria, afectada por el terremoto de febrero, y para apoyar a los cristianos locales.

Serán cerca de 500.000 dólares estadounidenses los que enviará ACN al país de Medio Oriente, que sufrió las graves consecuencias del devastador seísmo del pasado 6 de febrero, que mató a casi 60.000 personas en Turquía y Siria (8.476 víctimas en esta nación) y que dejó heridas a casi 122.000 en ambos países.

Varias ciudades sirias con una importante población cristiana se vieron afectadas, como Alepo, Homs, Latakia y Hama. En todas estas, además de las pérdidas humanas, también varios templos sufrieron daños estructurales.

Xavier Stephen Bisits, representante de ACN en Siria, Líbano y Egipto, afirmó que el paquete de ayuda “cubre reparaciones de nueve iglesias y monasterios, dos escuelas, una guardería, un centro comunitario y un centro juvenil”. Asimismo, informó que, con parte del dinero, un sacerdote misionero comprará una camioneta nueva, porque la suya fue aplastada por los escombros.

“Este soporte económico ayudará a la Iglesia a recuperarse, a seguir sirviendo a los más vulnerables y a continuar su labor pastoral más básica, en un país que todavía está en crisis”, añadió Bisits. 

Desde el terremoto, la fundación pontificia ha reparado casas de cristianos en cuatro gobernaciones diferentes y ha brindado ayuda de emergencia a 2.800 familias. También “financió actividades de verano, así como apoyo pastoral para niños y familias, y distribuyó medicinas a los cristianos afectados”.

ACN indicó que fue una de las primeras organizaciones internacionales en intervenir en las tareas de socorro en Siria después del terremoto, “ya que contaba con presencia sobre el terreno y con socios locales de confianza”. Desde febrero, la fundación ha brindado apoyo material, psicológico y educativo directo a 30.000 personas de ocho ritos cristianos diferentes en toda Siria.+