Lunes 17 de junio de 2024

El Papa se reunió con los jóvenes en Venecia

  • 28 de abril, 2024
  • Venecia (Italia) (AICA)
"Dejen sus teléfonos y presten atención a los demás", fue el pedido del Santo Padre a los jóvenes durante su visita a la ciudad italiana, este domingo 28 de abril.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco se reunió, el domingo por la mañana, con jóvenes en Venecia, en la plaza ubicada frente a la Basílica de Santa María de la Buena Salud.

El encuentro marcó el tercer evento de su visita pastoral de un día a la ciudad del norte de Italia, para asistir a la Bienal de Arte de Venecia.

Dirigiéndose a los jóvenes, el Papa recordó que todos hemos recibido el gran don de ser hijos amados de Dios y, por tanto, estamos llamados a compartir su alegría con los demás.

“Estamos hoy aquí”, dijo, “para redescubrir en el Señor la belleza que somos y regocijarnos en el nombre de Jesús, un Dios joven que ama a los jóvenes y siempre nos sorprende”.

En la misma línea, reflexionó sobre dos verbos que caracterizan la acción de la santísima Virgen María apenas supo que sería Madre de Dios: “Se levantó y se fue”.

Dios nos ve como hijos para levantar
“Levántense”, dijo Francisco a los jóvenes en Venecia: “Levántense de la tierra, porque estamos hechos para el Cielo. Levántate de la tristeza, para levantar la mirada hacia arriba. Levántate para pararte frente a la vida, no para sentarte en el sillón”.

"Lo primero que cada uno de nosotros debería hacer, al despertar cada mañana, añadió, es agradecer a Dios por el regalo de nuestras vidas, diciendo una pequeña oración: 'Dios mío, gracias por la vida. Dios mío, hazme enamorar de mi vida. Dios mío, tú eres mi vida'”.

El Papa reconoció, asimismo, que los jóvenes deben luchar contra una “inercia opresiva” que convierte nuestro mundo en sombras grises.

“Dejemos que el Señor nos tome de la mano, ya que Él nunca decepciona a quienes confían en Él, sino que siempre levanta y perdona”, dijo.

Incluso cuando caemos o cometemos errores, añadió, Dios está ahí para levantarnos como Padre, ya que Él sólo nos ve como “hijos para levantar, no como malhechores para castigar”.

Mira a los demás, no a tu celular
Después de haber despertado de nuestro letargo o del pecado, dijo el Papa, debemos “permanecer” en Jesús mediante la virtud de la perseverancia.

En lugar de vivir de emociones rápidas y satisfacción momentánea, los cristianos están llamados a perseverar juntos en la fe y el amor, orando en comunidad en la misa.

“Se podría decir: 'Pero a mi alrededor, todos están solos con su teléfono celular, pegados a las redes sociales y a los videojuegos'”, dijo el Papa Francisco. “Sin embargo, debéis ir contracorriente, sin miedo: tomar la vida en vuestras manos, implicaros; apaga la televisión y abre el Evangelio; ¡deja tu teléfono celular y encuentra gente!

Y agregó que, como las góndolas que surcan los canales de Venecia, los jóvenes deberían remar contra corriente dejando que Dios los ayude. “Remar requiere regularidad”, afirmó el Papa, “pero la perseverancia trae recompensas, incluso si el camino es difícil”.

Somos un regalo para los demás
Luego, el pontífice  recurrió al segundo verbo que habla sobre la acción de María: “ir”. “Si 'levantarse' es acogerse como don, 'ir' significa hacerse don”, afirmó. “Si la vida es un don, estoy llamado a vivir entregándome por los demás”, precisó.

El Santo Padre invitó así a los jóvenes reunidos en Venecia a abrazar el llamado de Dios a participar en su Creación.

“La Creación nos invita a ser nosotros mismos creadores de belleza, a crear algo que antes no existía”, afirmó. “Les pide que den la vida, no que la gestionen; debemos salir del mundo hipnótico de las redes sociales, que adormece el alma”.

Pintar las calles de la vida con el Evangelio
Para concluir, el Papa Francisco instó a los jóvenes a crear una oración sencilla desde el corazón y ofrecer un “gesto de amor a alguien que no nos pueda corresponder”.

“Abre tu corazón a Dios, agradécele y abraza la belleza que eres; enamórate de tu vida”, concluyó. "¡Entonces, vete! Sal y camina junto con los demás; busca a los que están solos, colorea el mundo con tu creatividad y pinta las calles de la vida con el Evangelio. ¡Levántate y vete!”.+