Jueves 13 de junio de 2024

El Papa, 'profundamente entristecido' por el tiroteo masivo en Estados Unidos

  • 28 de octubre, 2023
  • Portland (Estados Unidos) (AICA)
Francisco envió sus condolencias por el último tiroteo masivo en Lewiston (Maine), calificándolo de "tragedia indescriptible".
Doná a AICA.org

El Papa Francisco se sintió "profundamente entristecido" al enterarse del último tiroteo masivo en los Estados Unidos y calificó el tiroteo de Lewiston (Maine) como una "tragedia indescriptible".

En un telegrama de pésame dirigido al obispo Robert Deeley de Portland (Maine) y firmado por el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, el Santo Padre expresó su cercanía a todos los afectados por el trágico acontecimiento.

Lewiston: 18 muertos y 13 heridos
En Lewiston, en el estado nororiental de Maine, 18 personas murieron y 13 resultaron heridas el miércoles por la noche, en el último tiroteo masivo acaecido en Estados Unidos.

Según la policía, el sospechoso del tiroteo fue encontrado muerto por una herida de bala autoinfligida el viernes, poniendo fin a la persecución de 48 horas que siguió al episodio más letal de violencia armada en la historia del estado. 

Encomendar almas a Dios Todopoderoso
"Su Santidad el Papa Francisco", comenzaba el telegrama, "se entristeció profundamente al enterarse de la terrible pérdida de vidas resultante del tiroteo masivo en Lewiston, y expresa su cercanía espiritual a todos los que sufren esta tragedia indescriptible, especialmente a las familias que han perdido seres queridos."

El Santo Padre encomendó las almas de los difuntos a la amorosa misericordia de Dios Todopoderoso, y rezó por la recuperación de los heridos y por el personal médico que los atiende.

Además, el Papa elogió "los nobles esfuerzos" de los socorristas, "que se pusieron en peligro para proteger a la comunidad".

"Con la firme confianza de que, ayudados por la gracia de Dios, podemos vencer el mal con el bien", el Papa Francisco invocó las bendiciones de fuerza y paz de Dios, "sobre el pueblo de Lewiston y, de hecho, sobre todo el país".

Obispo Deely: que el Señor consuele a los que están de luto
En una declaración emitida poco después de la tragedia, el obispo Deely dijo que era "desgarrador" escuchar acerca de las vidas perdidas y de los muchos heridos, y "saber el dolor y la pena que tantas familias están experimentando".

"Oramos por todos los afectados por esta terrible violencia, para que el Señor les brinde consuelo en medio de su dolor", dijo el obispo de Portland.+