Lunes 20 de septiembre de 2021

El Papa pide superar "el estigma" sobre las enfermedades mentales

  • 25 de junio, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco saludó a los participantes en la Segunda Conferencia Nacional de la Salud Mental y llamó a inspirar una mayor sensibilidad social hacia quienes sufren este tipo de problemas.
Doná a AICA.org

El papa Francisco saludó a los participantes en la Segunda Conferencia Nacional de la Salud Mental, patrocinada por el Ministerio de Sanidad Italiano.

“Este evento me da la oportunidad de expresar la estima de la Iglesia y mi propia estima personal por los médicos y trabajadores de la salud involucrados en este delicado campo. Su compromiso de atender las condiciones de quienes padecen trastornos mentales y ofrecerles un tratamiento adecuado es un gran bien para las personas y para la sociedad”, afirmó el pontífice.

Francisco expresó sus deseos de que “entre otras cosas apoyando a quienes se dedican a la investigación científica de dichas patologías y, por otro lado, promoviendo las asociaciones y organizaciones de voluntarios que trabajan junto a los enfermos y sus familias”.

De igual manera, el pontífice subrayó la importancia de que “no le falte el calor y el afecto de una comunidad” al paciente, pues de esto se beneficia el propio profesional de la salud y la sociedad entera.

El Papa puntualizó la necesidad de que esta reunión “inspire en las instituciones, los organismos educativos y las distintas esferas de la sociedad una sensibilidad renovada hacia quienes sufren problemas de salud mental, para infundir mayor confianza en tantos de nuestros hermanos y hermanas marcados por la fragilidad”.

Asimismo, llamó la atención sobre cierta tendencia que busca privilegiar a quienes “aportan ventajas productivas a la sociedad, olvidando que los que sufren permiten que brille la belleza irreprimible de la dignidad humana en sus vidas heridas”.

“La pandemia ha enfrentado al personal sanitario a enormes retos, mostrando a todos la necesidad de contar con fórmulas de atención sanitaria adecuadas para no dejar a nadie atrás y atender a todos de forma inclusiva y participativa”.

El Papa agradeció “a todos los que, a distintos niveles, se comprometen a aliviar el dolor de los que sufren, quiero expresarles mi cálido aliento para continuar en el fructífero camino de la atención solidaria”.

Francisco finalizó su alocución recordando su oración por los pacientes, sus familias, los voluntarios y todo el personal sanitario, al tiempo que invocó la bendición de Dios sobre ellos.+