Miércoles 2 de diciembre de 2020

El Papa llamó al diálogo en Etiopía y la paz en Libia

  • 8 de noviembre, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Tras el rezo del Ángelus, el papa Francisco dirigió sus oraciones a las poblaciones de América Central azotadas por el huracán; llamó al diálogo en Etiopía y pidió "paz y estabilidad" en Libia.

Luego del rezo del Ángelus, Francisco recordó la beatificación en la Sagrada Familia de Barcelona, este sábado, del joven laico Joan Roig Diggle, "asesinado con solo 19 años durante la Guerra Civil española". Sobre él, señaló: "Fue testimonio de Jesús en el mundo del trabajo y permaneció fielmente a Él hasta el momento final de la vida" y deseó "que su ejemplo suscite en todos, especialmente en los jóvenes, el deseo de vivir con plenitud la vocación cristiana”.

Luego, el Santo Padre dirigió un mensaje especial a las poblaciones de América Central, golpeadas en los días pasados por un violento huracán, que ha causado muchas víctimas y graves daños, que han agravado la situación difícil de la pandemia. “Que el Señor reciba y acoja a los difuntos, conforte a sus familiares y sostenga a los que están sufriendo, como también a los que se están ocupando de asistirlos”.

“Sigo con preocupación las noticias que llegan desde Etiopía, exhorto a rechazar la tentación al conflicto armado, invito a todos a la oración y al respeto fraternal, al diálogo y a la reconstrucción pacífica de la discordia”.

“Hoy en Túnez se inician las reuniones del Foro Político, que involucra a todas las partes. Por la importancia de este acontecimiento les deseo vivamente que en este momento tan delicado, se encuentre una solución al largo sufrimiento del pueblo libio, y que el reciente acuerdo por un alto al fuego, permanezca y se respete por todas las partes. Oremos por los delegados de este foro, por la paz y la estabilidad en Libia”.

“Se celebra hoy en Italia la Jornada de Acción de Gracias sobre el tema: El agua, bendición para la tierra”, recordó el Santo Padre. “El agua es vital para la agricultura y también para la vida. Estoy cercano con la oración al mundo rural, de manera especial a los pequeños agricultores. En este tiempo de crisis es muy importante el trabajo de ellos, y me uno a los obispos italianos que exhortan a cuidar el agua como un bien común, cuyo uso debe respetar su destino universal”.+