Miércoles 29 de junio de 2022

El papa Francisco invita a seguir a San Ignacio de Loyola en su camino de peregrinación

  • 20 de mayo, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"Invito a todos a unirse al camino de conversión con el peregrino Ignacio, a fin de que podamos ser renovados y veamos nuevas todas la cosas en Cristo" escribió el pontífice en la red social Twitter.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco invitó a unirse al camino de conversión experimentado por San Ignacio de Loyola tras ser herido en la pierna en 1521 en la defensa de la ciudad de Pamplona frente a las tropas francesas.

Durante su larga convalecencia, San Ignacio experimentó una conversión y una transformación de vida que le llevó, una vez recuperado, a iniciar una peregrinación a Jerusalén. Con motivo de este acontecimiento, del que se cumplen 500 años, hoy se inaugura en Pamplona el Año Ignaciano.

En el mensaje del papa Francisco, difundido en su perfil oficial de la red social Twitter, el Santo Padre recuerda los 500 años de la herida sufrida por San Ignacio en Pamplona: “Invito a todos a unirse al camino de conversión con el peregrino Ignacio, a fin de que podamos ser renovados y veamos nuevas todas las cosas en Cristo”.

Ignatius500 es el nombre que recibe este aniversario que se celebra en todo el mundo entre el 20 de mayo de 2021, aniversario de la herida sufrida por Iñigo de Loyola en Pamplona y que fue el detonante de su conversión, y el 31 de julio de 2022, festividad de San Ignacio, bajo el lema: "Ver nuevas todas las cosas en Cristo".

La Eucaristía de esta tarde estará presidida por el arzobispo de Pamplona, monseñor Francisco Pérez González y concelebrada por el General de la Compañía de Jesús, padre Arturo Sosa SJ. Contará con un aforo reducido, pero será retransmitida por "streaming" en este enlace.

Además de la misa de inauguración en el contexto del Año Ignaciano se abrirá el 31 de julio la puerta santa de Manresa, el papa Francisco presidirá una celebración eucarística el 12 de marzo de 2022 en Roma para conmemorar la fecha de la canonización de San Ignacio y, finalmente, se clausurará en Loyola el 31 de julio.+