Martes 30 de noviembre de 2021

Card. Sandri, enviado a Siria para llevar la solidaridad de la Iglesia

  • 25 de octubre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Santo Padre siempre expresó su deseo de ir a este país inmerso desde hace más de una década en una sangrienta guerra
Doná a AICA.org

El papa Francisco dispuso que el prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, el cardenal argentino Leonardo Sandri, realice una visita a Siria, que comenzará este lunes y durará hasta el 3 de noviembre, informó el Vaticano en una nota de prensa.

Esta visita, que estaba prevista para abril de 2020 y que luego se pospuso debido a la pandemia, nació con la intención de llevar "la cercanía y solidaridad del papa a las comunidades católicas de Siria, probadas por años de guerra y necesitadas de un momento de discernimiento y verificación pastoral".

La llegada del cardenal Sandri a Damasco está prevista para la tarde de hoy y en agenda tiene previsto un encuentro con la Asamblea de la Jerarquía Católica en Siria y la celebración de la Divina Liturgia con el patriarca de Antioquía de los greco-melquitas, Youssef Absi, a la que seguirán un encuentro con sacerdotes de las circunscripciones melquitas de Damasco y Bosra-Hauran, las visitas a las oficinas de Cáritas Siria, a la Sociedad San Vicente de Paúl, al Orfanato San Pablo, al Dispensario de Kachkoul, a los hospitales Italiano y Francés, a los Salesianos y a las sedes de las Iglesias siria, caldea y armenia, el encuentro con los religiosos de Damasco y del Sur de Siria en el Memorial de San Pablo, y con algunos diplomáticos acreditados en Siria.

El cardenal Sandri también visitará las ciudades de Tartous, Homs y Alepo, mantendrá reuniones con los representantes de las Iglesias orientales en el país y visitará la tumba del jesuita Fran Van Der Lugt y las catedrales sirio-ortodoxa y greco-ortodoxa.

Tras el traslado a Alepo tendrá lugar la celebración eucarística en rito latino en el Vicariato, el encuentro con los religiosos y los responsables de las asociaciones de caridad y beneficencia, así como con los sacerdotes de la ciudad, y la oración ecuménica seguida de un encuentro interreligioso. 

Tras la breve oración en cada una de las catedrales católicas de la ciudad (en las que están presentes los obispos maronita, melquita, sirio, armenio, caldeo y latino), partirá hacia Yabroud y Maaloula, con breves paradas antes de regresar a Damasco y desde allí a Roma.

Francisco siempre expresó su deseo de ir a este país inmerso desde hace más de una década en una sangrienta guerra, pero nunca se pudo organizar. Por lo que en el pasado ya viajó a Siria el secretario de Estado, Pietro Parolin en su representación.+