Miércoles 1 de febrero de 2023

Francisco destaca el testimonio de los misioneros argentinos en la Amazonía peruana

  • 10 de octubre, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
"Los felicito por su disponibilidad y por asumir en nombre de la Iglesia la tarea evangelizadora en aquel territorio que ocupa un lugar especial en mi corazón", destacó en su carta.
Doná a AICA.org

El papa Francisco envió una carta al Equipo Misionero “Iglesia argentina, Amazonía es tu misión”, en el que agradeció el testimonio que le hicieron llegar, con el que me hacen parte del “compromiso asumido en territorio amazónico”.

“Los felicito por su disponibilidad y por asumir en nombre de la Iglesia la tarea evangelizadora en aquel territorio que ocupa un lugar especial en mi corazón”, destacó.

“La presencia de ustedes allí, como la de tantos otros misioneros, ayudará a hacer el sueño realidad. ¡Adelante!”, agregó.

Texto de la carta
Les agradezco el testimonio que le hicieron llegar, con el que me hacen parte del compromiso asumido en territorio amazónico. Los felicito por su disponibilidad y por asumir en nombre de la Iglesia la tarea evangelizadora en aquel territorio que ocupa un lugar especial en mi corazón.

Como expresé cuando concluyó el Sínodo especial de 2019, sueño con una Amazonia que luche por los derechos de los más pobres, de los pueblos originarios, de los últimos, donde su voz sea escuchada y su dignidad sea promovida. Sueño con una Amazonia que preserve esa riqueza cultural que la destaca, donde brilla de modos tan diversos la belleza humana. Sueño con una Amazonia que custodie celosamente la abrumadora hermosura natural que la engalana, la vida desbordante que llena sus ríos y sus selvas. Sueño con comunidades cristianas capaces de entregarse y de encarnarse en la Amazonia, hasta el punto de regalar a la Iglesia nuevos rostros con rasgos amazónicos”. La presencia de ustedes allí, como la de tantos otros misioneros, ayudará a hacer el sueño realidad. ¡Adelante!

Rezo por ustedes. Le pido que no dejen de rezar y hacer rezar por mí. Que Jesús los bendiga y la Virgen Santa los cuide.+