Martes 18 de enero de 2022

El Papa bautizó a 28 niños e invitó a los papás a hacerlos crecer en la fe

  • 17 de enero, 2017
  • Ciudad del Vaticano
El papa Francisco presidió el domingo 8 de enero la solemnidad del Bautismo del Señor en la Capilla Sixtina, donde bautizó a 28 niños, la mayoría hijos de empleados del Vaticano, y le recordó a los padres que ellos tienen la tarea de hacerlos crecer en la fe. "Veo que inició el concierto", dijo el pontífice al escuchar llorar a algunos niños, por lo que animó a las madres a "amamantarlos sin miedo".
Doná a AICA.org
El papa Francisco presidió el domingo 8 de enero la solemnidad del Bautismo del Señor en la Capilla Sixtina, donde bautizó a 28 niños, la mayoría hijos de empleados del Vaticano.

El pontífice le recordó a los padres de los bautizados que la Iglesia le da la fe a los hijos con el bautismo y que ellos tienen la tarea de hacerla crecer, de cuidarla, y que se transforme en testimonio para los otros.

"Veo que inició el concierto", dijo el pontífice al escuchar llorar a algunos niños, por lo que animó a las madres a "amamantarlos sin miedo".

"Es porque los niños se encuentran en un lugar que no conocen, quizás se levantaron antes de lo habitual. Empieza uno y después los otros. Algunos lloran simplemente porque llora otro", los justificó.

"Y como la ceremonia es un poco larga, quizás alguno llora de hambre. Si es así, les digo a ustedes las madres: ¡amamanten! Sin miedo, con toda normalidad. Como María lo hacía con Jesús", agregó.

A continuación Francisco bautizó uno a uno a los 28 niños, con la pregunta de rito dirigida a los papás: "¿Quieren entonces que (el nombre del niño) reciba el bautismo en la fe de la Iglesia que todos nosotros juntos hemos profesado? (Nombre) Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

La ceremonia prosiguió con la unción del aceite crismal a las 13 niñas y 15 niños, la entrega de los vestidos blancos, y la vela encendida por cada papá en el cirio pascual.

La Eucaristía fue concelebrada por el limosnero vaticano, monseñor Konrad Krajewski; el prefecto de la Casa Pontificia, monseñor Georg Gaenswein; el presidente de la Academia Pontificia Eclesiástica, monseñor Giampiero Gloder, y el secretario general del Gobierno del Estado del Vaticano, monseñor Fernando Vérgez.+

» Texto completo de la homilía