Domingo 23 de enero de 2022

El Papa aceptó la renuncia del arzobispo de París

  • 2 de diciembre, 2021
  • París (Francia) (AICA)
Seis días después de que monseñor Michel Aupetit anunciaba su decisión de poner su cargo a disposición del Papa para proteger a la diócesis de las divisiones
Doná a AICA.org

El papa Francisco aceptó la renuncia del arzobispo de París, monseñor Michel Aupetit, y nombró a monseñor Georges Pontier como administrador apostólico de la arquidiócesis. Fue el pasado 26 de noviembre cuando Aupetit, de 70 años y con total libertad, puso su cargo a disposición del Santo Padre, después de haber rechazado tajantemente las acusaciones por las que le atribuían una presunta relación con una mujer desde hace años.

En una carta publicada por el propio monseñor Aupetit, explica que las acusaciones de la pasada semana le llevaron a poner en manos del Santo Padre su cargo al frente de la arquidiócesis francesa, para de esta manera proteger a la Iglesia de París de la división “que siguen provocando la sospecha y la pérdida de confianza”.

En el comunicado, el prelado francés aseguró haber trabajado “con fervor y dedicación” como titular de la arquidiócesis de París, y “da gracias a Dios que siempre me hizo el don de una mirada benévola sobre mis semejantes y amor por las personas, que inicialmente me llevó a la práctica de la medicina. Cuidar es algo profundamente arraigado en mí”.

Asimismo, se muestra feliz de “haber servido a esta diócesis con magníficos equipos, clérigos, laicos, consagrados, totalmente consagrados al servicio de Cristo, de la Iglesia y de sus hermanos y hermanas. Hay demasiadas personas a las que agradecer para enumerarlas todas”, expresó.

Sobre las acusaciones contra su figura de los últimos días, Michel Aupetit asegura haberse sentido perturbado pero da gracias a “las muchas personas que le demostraron su confianza y cariño en estos ocho días. Pido disculpas a los que pude haber dañado y les aseguro a todos mi profunda amistad y mis oraciones”, subraya.

Monseñor Michel Aupetit es médico de profesión. Fue ordenado sacerdote en 1995, cuando tenía 44 años. Fue designado obispo auxiliar de París el 2 de febrero de 2013, con 61 años. Entre 2014 y finales de 2017 fue Obispo de Nanterre. Y posteriormente, en 2017 el Papa lo nombró arzobispo de París.

Por su parte el administrador apostólico de París, Georges Pontier, de 78 años, fue obispo de Digne, Riez y Sistero, posteriormente de La Rochelle y finalmente arzobispo de Marsella. Un cargo que desempeñó hasta agosto de 2019. Además fue presidente de la Conferencia de los obispos de Francia.+