Viernes 17 de septiembre de 2021

El nuncio apostólico visitó Neuquén

  • 13 de marzo, 2017
  • Neuquén (AICA)
El nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, recorrió la diócesis de Neuquén entre el 6 y el 9 de marzo, donde participó de diversas actividades. En su primera visita a la diócesis, mantuvo encuentros con los miembros del clero, consagrados, consagradas, misioneras laicas, y representantes de las diferentes áreas de pastoral.
Doná a AICA.org
El nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, visitó por primera vez la diócesis de Neuquén. Acompañado por el obispo, monseñor Virginio Bressanelli SCJ, recorrió diferentes localidades y participó de actividades junto con miembros del clero, consagrados, consagradas, misioneras laicas y representantes de las diferentes áreas de pastoral.

A su llegada, el nuncio apostólico presidió una misa en el santuario de la beata Laura Vicuña, en Junín de los Andes. El 7 de marzo la jornada transcurrió en la capilla Nuestra Señora del Chachil, en Zapala. Allí se desarrolló una reunión con el clero, consagrados, consagradas y misioneras laicas. A las 12 se celebró misa.

El 8 de marzo, monseñor Tscherrig cumplió con diferentes compromisos; entre ellos, celebró misa a las 20 en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, en la ciudad Neuquén. Durante la celebración, se dio el mandato misionero a la hermana Susana Pasqualini, misionera redentorista que, después de varios años de servicio en la diócesis, será enviada por la Iglesia y su Congregación a Mozambique (África). Además, el nuncio apostólico reprodujo el saludo del Papa a la comunidad.

Luego del mensaje en que el Santo Padre, expresó la bendición apostólica y "su cariño, su cercanía y su presencia pastoral en medio de ustedes", monseñor Tscherrig recordó que vivimos el tiempo de Cuaresma, camino a la celebración de la Pascua del Señor, "centro y fundamento de nuestra fe y esperanza".

Durante el último día de su visita, monseñor Tscherrig celebró misa a las 8.30 en el monasterio San José, de las hermanas Carmelitas Descalzas. Fueron invitadas especialmente todas las consagradas de la Diócesis, quienes después de la celebración compartieron un desayuno y charlaron grupalmente con el nuncio.

"Lo invité porque, según el derecho canónico, un obispo cuando llega a los 75 años entrega la gestión del gobierno para que sea nombrado un nuevo obispo", explicó el obispo de Neuquén, monseñor Virginio Bressanelli SCJ, y agregó: "Quiero ganar tiempo, facilitando al señor nuncio que conozca bien la realidad de Neuquén con la idiosincrasia de la provincia y la diócesis. Yo he cumplido una etapa y es importante que, en cierto momento, se abra la posibilidad de que otros lleguen con otras ideas, creatividad y fuerza. No estoy buscando para nada prolongarme en este servicio, aún cuando lo vivo con mucho entusiasmo. Me he sentido muy bien en Neuquén. Creo que me quieren más de lo que merezco, así que en ese sentido me alegro. Me hace sentir contento".
De acuerdo al propósito que expresaba el obispo, el nuncio apostólico se reunió con los responsables de las áreas pastorales de la diócesis, quienes describieron la actualidad de la pastoral rural, del Edipa (Equipo Diocesano de Pastoral Aborigen), de los campesinos, los mapuches y la situación medio ambiental. También expusieron los responsables de la Pastoral Social, entre otros.+