Sábado 29 de enero de 2022

El Instituto Cristífero reflexionó sobre su misión

  • 15 de febrero, 2013
  • Azul (Buenos Aires) (AICA)
Con la participación de consagradas de todo el país, acompañadas por los fundadores Srta. Beatriz Abadía y Mons. Miguel Hesayne, obispo emérito de Viedma, el Instituto Secular Cristífero llevó a cabo el Encuentro 2013 de formación y espiritualidad en el que se efectuó una profunda reflexión sobre la misión y la tarea del Instituto en el mundo actual. En el primer día del encuentro, que se desarrolló en la Casa Generalicia de Azul, los fundadores y la presidenta del Instituto, María Beatriz Pérez, presentaron y entregaron el Directorio que junto con las Constituciones fue aprobado recientemente por la Congregación Pontificia para los Institutos Seculares y las Sociedades de Vida Apostólica.
Doná a AICA.org
Con la participación de consagradas de todo el país, acompañadas por los fundadores Srta. Beatriz Abadía y monseñor Miguel Esteban Hesayne, obispo emérito de Viedma, el Instituto Secular Cristífero llevó a cabo el Encuentro 2013 de formación y espiritualidad en el que se efectuó una profunda reflexión sobre la misión y la tarea del Instituto en el mundo actual.

En el primer día de trabajo del encuentro, que se desarrolló en la Casa Generalicia de Azul, los fundadores y la presidenta del Instituto, María Beatriz Pérez, presentaron y entregaron el Directorio que junto con las Constituciones fue aprobado recientemente por la Congregación Pontificia para los Institutos Seculares y las Sociedades de Vida Apostólica.

"El Directorio -se explicó- es la ?reglamentación? de las Constituciones, y ambos son los rieles o andariveles por los que transitamos en la vivencia del amor. El Directorio complementa y ayuda a vivir más en profundidad el carisma fundacional a través de prácticas concretas de amor cristiano".

Refiriéndose a la expresión de Benedicto XVI: ?no sabremos conquistar a los hombres para el Evangelio si no somos nosotros mismos los primeros en volver a una profunda experiencia de Dios?, los expositores dijeron que el Directorio marca el camino en esa experiencia de Dios que es experiencia de amor.

En otro momento del encuentro se efectuó, con la modalidad de taller, un profundo análisis de la exhortación apostólica Christifideles Laici (Vocación y misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo), que fue animado por el presbítero Enrique Alberto Lafforgue, vicario general de la diócesis de Viedma.

El estudio y análisis del documento se basó sobre siete ejes: Fundamento bíblico; Enseñanza de los Padres; Enseñanza doctrinal; Enseñanza pastoral; Qué subrayamos para el Instituto y su vida interna y externa; Coincidencias con nuestras Constituciones y Directorio; Aspectos no contemplados. Esto dio origen a un riquísimo material de lectura, reflexión y planificación para el apostolado y para la formación.

En el día de descanso entre el estudio del documento y el retiro espiritual, las cristíferas festejaron los 90 años de edad del fundador, monseñor Hesayne, quien en un clima de alegría recibió muestras de cariño y gratitud de parte de sus hijas.

Luego se inició el retiro espiritual con la reflexión de textos bíblicos relacionados con textos y fundamentos bíblicos contenidos en las Constituciones y en el Directorio en los siguientes aspectos:

Un día típico: en casa y en el camino (Mc 1,1.29-39); En la ciudad y en el camino: cuidarse de la mala levadura para no deformar a Jesús (Mc 8,14-33); Entre el monte y el pueblo: el ámbito de Jesús y el ámbito de los discípulos (Mc 9,2-27); La familia nueva: la casa de los pequeños (Mc 10,1-31); El perfecto discípulo: para Dios todo es posible (Mc 9,30-50).

Finalizado el retiro hubo una reunión informativa, oportunidad en la que las distintas áreas y secretarías del Consejo General expusieron sus informes. En este momento se presentó la publicación de un compilado de cartas de la fundadora que contienen sus enseñanzas sobre la vivencia del carisma, los sagrados votos y los santos patronos del Instituto. Desde la Secretaría de Apostolado se instruyó sobre la utilización del aula virtual cristífera, logro tecnológico que permite a las que no pueden, por razones de salud o de fuerza mayor, participar presencialmente del encuentro, seguirlo diariamente y prácticamente en todos sus momentos: ponencias, plenarios y homilías en la Santa Misa.

En la Eucaristía del sábado 26 Marys Chamer (cristífera de Azul) hizo profesión perpetua de los sagrados votos. En la celebración, efectuada en la iglesia catedral de Azul, Marys fue acompañada por familiares y amigos. Finalizada la Eucaristía se compartió un ágape en instalaciones del salón parroquial, donde también fue saludada por el obispo de Azul, monseñor Hugo Salaberry SJ.

El domingo 27, en la capilla del Instituto, todas las cristíferas renovaron sus votos en el marco de la aprobación pontificia y de las nuevas Constituciones y el Directorio. Lo hicieron durante la Misa de clausura y de envío a vivenciar en el mundo lo visto y oído durante el encuentro.+