Jueves 2 de diciembre de 2021

El director de OMP se refirió a la intención del Papa para julio

  • 4 de julio, 2016
  • Buenos Aires (AICA)
"Para que la Iglesia de América Latina y el Caribe, a través de la misión continental, anuncie con ímpetu y entusiasmo renovado el Evangelio", es la intención por la evangelización del papa Francisco durante julio. El presbítero Dante De Sanzzi, director de Obras Misionales Pontificias de la Argentina (OMP), afirmó que "hoy, todavía, tenemos pueblos y ciudades que necesitan de misioneros" y agregó que "desde nuestros lugares parten muchos evangelizadores a proclamar la Buena Nueva a distintas regiones en el mundo, pero debemos renovar el ?empezar por casa?".
Doná a AICA.org
El presbítero Dante De Sanzzi, director nacional de Obras Misionales Pontificias (OMP), reflexionó sobre la intención misionera del papa Francisco para julio, que pide: "Para que la Iglesia de América Latina y el Caribe, a través de la misión continental, anuncie con ímpetu y entusiasmo renovado el Evangelio".

El padre De Sanzzi destacó que, "a través de la Misión Continental lanzada con ímpetu desde el encuentro de obispos en Aparecida, se debe anunciar con entusiasmo renovado el Evangelio".

"Nuestro continente americano es esencialmente cristiano y mariano. Nuestras raíces muestran que la primera evangelización, llevada a cabo hace más de 500 años, lleva la impronta de una Iglesia misionera", señaló. "Franciscanos y Jesuitas, llevando adelante la figura de sus santos fundadores, fueron abriendo el campo para mostrar a los habitantes inmersos en sus cosas y con un desconocimiento total de la fe, que hay un solo Dios, creador de todo, que salva y redime a través de su hijo Jesús", aseguró.

Luego, recordó que "la sangre derramada por los primeros mártires en el Continente no fue derramada en vano. Muchos centros de formación catequísticos y misioneros se abrieron para predicar la Palabra y acercar gente a los sacramentos de iniciación".

Además, resaltó que "en este tiempo difícil, con una cultura bastante descristianizada, volver a las fuentes es el desafío". "El Señor nos pide fuerza y perseverancia", afirmó y agregó: "Hoy, todavía, tenemos pueblos y ciudades que necesitan de misioneros. Desde nuestros lugares parten muchos evangelizadores a proclamar la Buena Nueva a distintas regiones en el mundo, pero debemos renovar el ?empezar por casa?".

Finalmente, el director nacional de las OMP, pidió que "América Latina y el Caribe sea una Iglesia en salida; sin dejar de recibir un don tan grande: Jesucristo, Señor de la Historia".+