Domingo 17 de octubre de 2021

El corazón del beato Carlo Acutis, una reliquia para el santuario del Despojo

  • 10 de octubre, 2020
  • Asis (Italia) (AICA)
Durante la ceremonia de beatificación de Carlo Acutis, se presentó un relicario que contenía el corazón joven italiano conocido como el "ciber apóstol de la fe".
Doná a AICA.org

El joven italiano Carlo Acutis, fallecido de leucemia a los 15 años, fue proclamado beato en la mañana del sábado 10 de octubre en la ciudad de Asís. 

En una celebración presidida por el cardenal Agostino Vallini, legado pontificio para las basílicas de San Francisco y Santa María de los Ángeles, en la basílica superior de San Francisco de Asís, el joven fue elevado a los altares en presencia de un centenar de fieles dentro y fuera del templo, y otros cientos de miles que, alrededor del mundo, siguieron la transmisión de la celebración a través de las redes sociales y los medios digitales. 

Los padres del beato, Antonia Salzano y Andrea Acutis, junto a sus hijos gemelos Francesca y Michele, vivieron la celebración en primera fila y participaron de uno de los momentos más emotivos al acompañar la procesión en la que se presentó un relicario que contenía el corazón de Carlo Acutis.

El cardenal Vallini, esparció incienso y veneró la reliquia, colocada en el altar con velas y flores, a la vez que el coro y la asamblea daban gracias a Dios con el canto un himno compuesto en honor al beato. El relicario lleva inscrito su nombre en la parte baja, mientras que en la parte superior dice: “Eucaristia la mia autostrada per il cielo” (Eucaristía mi autopista al cielo), una de las frases que Carlo solía repetir.

El corazón de Acutis se resguardará dentro del santuario del Despojo. Su madre había mencionado en una entrevista al diario italiano Corriere della Sera que, al morir Carlo quisieron donar sus órganos pero no pudieron hacerlo debido a la leucemia. “Sin embargo y en una bella paradoja, el corazón quedó perfecto y estará en una custodia en la basílica papal de San Francisco de Asís”, expresó.

Monseñor Domenico Sorrentino, obispo de Asís, en la misa del jueves 1 de octubre en la que se procedió a la apertura de la tumba  de Acutis para su veneración, afirmó: “El corazón de Carlo ardía por la Eucaristía”.

Las reliquias son objetos físicos que tienen una asociación directa con los santos o con Cristo. Reliquia significa “fragmento” o “remanente de una cosa que fue, pero que ahora ya no es”. La veneración de las reliquias se remonta al siglo II cuando los cristianos recuperaban los restos de los mártires, quienes habían sido discípulos fieles de Cristo.+