Lunes 30 de noviembre de 2020

El Concejo Deliberante de Tucumán distinguió a las Esclavas por su labor y valentía

  • 27 de diciembre, 2019
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
130 años de la fundación del Colegio Sagrado Corazón de Jesús, de las Hermanas Esclavas

El colegio Sagrado Corazón de Jesús de San Miguel de Tucumán del Instituto de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús, recibió una distinción del Concejo Deliberante Municipal por sus 130 años de labor, reivindicando la valentía como mujeres pioneras en la historia de esta ciudad y de la Argentina, herederas del estilo audaz de su fundadora, la beata Madre Catalina.



Según resolución Nº 4913 del Concejo Deliberante de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, declara de interés municipal la celebración de los 130 años de la fundación del Colegio Sagrado Corazón de Jesús, de las Hermanas Esclavas a celebrarse el día 27 de noviembre de 2020.



Esta distinción reconoció en las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús, no sólo la trayectoria educativa de 130 años, sino la “valentía como pioneras en la educación argentina, en una época donde la mujer no tenía acceso a la vida pública”.



“Ellas con la fuerza del coraje, la valentía, el talento y la fe que heredaron de su fundadora, la beata Catalina de María Rodríguez, lo lograron y lo sostuvieron en el tiempo con el carisma del amor y la reparación”, subrayaron los promotores de la distinción.



El concejal Fredy Toscano, impulsor de la iniciativa, destacó: “Esto del Colegio de las Esclavas, eran mujeres, y allá en 1800, en el siglo XIX, era muy difícil para una mujer o para un grupo de mujeres encarar actividades que tengan que ver con la vida pública, como instalar en Tucumán la congregación del Sagrado Corazón de Jesús”.



El Colegio Sagrado Corazón de Jesús se abrió en 1891, en el siglo XIX, cuando sólo había cuatro colegios privados en San Miguel de Tucumán, y la primera escuela pública fue la Escuela Normal que por ley data de 1869.



En el acta de reconocimiento se destaca el valor histórico del lugar donde se construyó el Colegio de las Hermanas Esclavas, por ser la casa de Gregorio Aráoz de la Madrid, considerado un “héroe independentista” de Tucumán; casa que estaba situada en lo que es campo de las carreras, hoy la zona donde están emplazadas la plaza Belgrano, la plaza San Martín y el Colegio.



“Para nosotros y para todo el cuerpo sería un honor distinguir la valentía de esas mujeres, revivir de nuevo es etapa histórica independentista de la Argentina y el rol que tuvo Tucumán, el rol que tuvieron muchos héroes tucumanos en aquella batalla y también a la Madre Catalina, la creadora del Colegio de las Esclavas beatificada por el Papa el 25 de noviembre de 2017”, se subraya.



Pero no solo fue sitio simbólico para la historia tucumana-argentina, estuvo bendecido por el paso de la Virgen de la Merced por unas horas: “Cuando terminó la batalla de Tucumán, -expresa el Acta- el general Belgrano junto con Gregorio Aráoz de la Madrid guardaron en lo que hoy es el edificio de las Esclavas a la Virgen de la Merced, al otro día la llevaron a lo que hoy conocemos como la Iglesia de La Merced”.



“Tierra llena de historia, tierra del milagro de la beata Madre Catalina, tierra sembrada por mujeres ‘transgresoras’ que se animaron a dar el primer paso en una sociedad donde la mujer estaba en el anonimato, tierra que sigue siendo testigo de milagros por la presencia misionera del Sagrado Corazón de Jesús”, añade.



El proyecto fue aprobado por unanimidad con el voto afirmativo de los 17 concejales de la capital tucumana.



La placa fue recibida por la madre Marita Barrionuevo ECJ, la hermana Susana Prolongo ECJ, Silvina Fernandez e Isabel Gauna.



Entregaron la distinción, además de concejal Fredy Toscano, impulsor de la iniciativa, Fernando Juri, Ernesto Nagle, Lucho Argañaraz y Eduardo Verón Guerra.



Informes: www.madrecatalinademaria.com.+