Lunes 25 de septiembre de 2023

El colegio San Pablo cumple 60 años

  • 23 de octubre, 2013
  • Buenos Aires (AICA)
El jueves 24 de octubre a las 19.30 el nuncio apostólico monseñor Emil Paul Tscherrig celebrará una Misa en la capilla del colegio San Pablo (Larrea y Pacheco de Melo) con ocasión del 60° aniversario de la fundación del colegio. El padre Francisco Morad, rector del colegio, recordó que "en 1953, el Siervo de Dios, presbítero Luis María Etcheverry Boneo, fundó el colegio con el propósito de ofrecer una institución donde pudieran formarse verdaderos varones justos, caballeros cristianos, para ofrecérselos a Dios, a la Patria y a sus familias". A 60 años de su fundación, cincuenta y seis promociones terminaron en el colegio, y es de destacar, como una particular gracia de Dios, el gran número de vocaciones sacerdotales que el colegio San Pablo brindó a la Iglesia, varios de ellos, hoy obispos.
Doná a AICA.org
El jueves 24 de octubre a las 19.30 el nuncio apostólico monseñor Emil Paul Tscherrig celebrará una Misa en la capilla del colegio San Pablo (Larrea y Pacheco de Melo) con ocasión del 60° aniversario de la fundación del colegio.

El padre Francisco Morad, rector del colegio, recordó que "en 1953, el Siervo de Dios, presbítero Luis María Etcheverry Boneo, fundó el colegio con el propósito de ofrecer una institución donde pudieran formarse verdaderos varones justos, caballeros cristianos, para ofrecérselos a Dios, a la Patria y a sus familias".

Pasaron muchos años, señala el rector, y el colegio sigue adelante con la misma misión y con la más profunda convicción que debemos dar gracias a Dios por todos los beneficios que sin mérito alguno de nuestra parte, Él ha derramado a través de nuestra Institución".

"Cuando el padre Etcheverry Boneo decide fundar el San Pablo, recuerda el rector, dicta una conferencia que tituló: "El colegio San Pablo de la Sociedad Argentina de Cultura. Un problema y una solución" donde comenzaba así: "En la crisis fundamental que afecta al mundo de hoy no ha quedado nada en pie: ni la jerarquía de valores, ni las estructuras del mundo ?instituciones y sociedades sobre ellas fundadas- ni, sobre todo, la persona humana".

"La crisis de hoy es crisis de principios, crisis de instituciones y crisis de hombres" y decía más adelante, "como consecuencia de ello la Sociedad Argentina de Cultura ha fundado luego de años de maduración su primer colegio. En él pretende desarrollar al máximo posible, jerárquica y armónicamente, las potencias naturales y sobrenaturales de cada niño que le sea confiado, al par que hallar y encauzar con gran respeto y cuidado la vocación que en él encuentre".

El colegio San Pablo
El padre Etcheverry Boneo ?hoy Siervo de Dios- fundó el colegio San Pablo en 1953 y hasta mediados de 1955, el Colegio inició sus actividades en la calle Carlos Pellegrini 1535, sede de los Cursos de Cultura Católica. Comenzó sólo con un primer año con una veintena de chicos.

Al año siguiente, con dos cursos ya en marcha, se planteó la idea de la sección primaria, y con ella la necesidad de otra sede. Esto se concretó a mediados de 1955 con la adquisición y el traslado a la casa de la calle Vicente López 1639, que fue objeto de sucesivas modificaciones según las actividades le fueron exigiendo, sobre todo cuando se abrió la sección primaria. En esta casa que fue sede durante largos 30 años, se cumple el período más importante de verdadero afianzamiento y consolidación.

En 1957 egresó la primera promoción de bachilleres, y a partir de entonces fueron surgiendo las asociaciones destinadas a fortalecer el vínculo entre alumnos y exalumnos, y a posibilitar la acción mancomunada, cultural y apostólica, con proyección a la tarea universitaria y al quehacer profesional: Ágape en 1957, Servir en 1962, Misión en 1967, y hoy, la Asociación de Exalumnos con su propia estructura. También se creó la Asociación de Padres, y se adquirió el Campo de Deportes en Ingeniero Maschwitz.

En 1985 el colegio pasó a la sede actual en la calle Pacheco de Melo y Larrea en el barrio porteño de Recoleta.

A 60 años de su fundación cincuenta y seis promociones terminaron en el colegio, y es de destacar, como una particular gracia de Dios, el gran número de vocaciones sacerdotales que el colegio brindó a la Iglesia.+