Miércoles 1 de febrero de 2023

La Iglesia en la Argentina despide a Benedicto XVI

  • 5 de enero, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
En vísperas de las exequias de Benedicto XVI, los obispos de la Argentina rezan por su eterno descanso y agradecen su servicio a la Iglesia, celebrando diversas misas en sufragio por su alma.
Doná a AICA.org

En vísperas de la misa exequial de Benedicto XVI, los obispos de la Argentina rezan por su eterno descanso y agradecen su servicio a la Iglesia, celebrando diversas misas en sufragio por su alma.

El arzobispo de Buenos Aires y primado argentino, cardenal Mario Aurelio Poli, presidió la misa por el papa emérito este miércoles 4 de enero, en la catedral metropolitana de Buenos Aires, acompañado del nuncio apostólico, monseñor Miroslaw Adamczyk, y de monseñor Oscar Vicente Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina. Concelebraron 14 obispos y casi 40 sacerdotes.

“Hoy lo recordamos con gratitud”, expresó el arzobispo de Buenos Aires, “y pedimos al Buen Pastor, que le confió su Iglesia, que le conceda el descanso de sus fatigas y lo cuente entre aquellos que son llamados: 'Vengan benditos de mi Padre y reciban en herencia el Mundo que les fue prometido'”.

Antes de la bendición final, el nuncio apostólico rezó: “Que salga a su encuentro la Virgen, bajo cuyo manto materno lo confiamos, y brille para él la luz que no tiene fin”.

“Recordamos con afecto a Benedicto XVI y valoramos su testimonio de bondad, humildad y sabiduría. Ya que los funerales en Roma serán el 5 de enero, ofreceremos por él la Misa de ese día en la Catedral a las 19.30”, expresó por su parte el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández.

“Él celebraba con especial gusto esa solemnidad de la Epifanía, fiesta de la manifestación y de la luz. Nosotros ese día pediremos al Señor que lo reciba en la luz que no tiene fin”, añadió.

El arzobispado de San Juan de Cuyo, por su parte, celebró una misa el lunes 2 de enero en la Catedral San Juan Bautista en la que se unieron en oración “por el eterno descanso de nuestro querido papa emérito Benedicto XVI”.

El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, y el presbiterio invitan a la celebración de la misa pidiendo por el alma del papa emérito el jueves 5 de enero a las 19 en la catedral basílica de Salta y Santuario del Señor y la Virgen del Milagro.

El obispo de Laferrere, monseñor Jorge Martín Torres Carbonell, también celebró misa por el eterno descanso de Benedicto XVI. En referencia a su “prolongada y entregada vida a Dios, a la Iglesia y a los que peregrinamos con necesidad de crecer y madurar en la fe”, el prelado destacó “la inconmovible vida de fe del Papa fallecido”.

 

“Fue un grande para la Iglesia”, elogió monseñor Torres Carbonell y añadió: “Su corazón latió con la Iglesia hasta el final de sus días, con su silencio hecho oración intercedió y no se apartó de esa decisión que el Espíritu Santo le inspiró para lo que él quería, porque así lo había vivido: el bien de la Iglesia, que como Jesús en su camino hacia su Pasión, tampoco se distrajo de la ofrenda que Dios le pedía”.

“Benedicto XVI nos enseñó y confirmó en la confianza que está implícita, para un corazón creyente, cuando Dios nos encomienda una misión”. La expresión se desprende de la columna publicada por el obispo castrense de la Argentina, monseñor Santiago Olivera, en el diario MDZ (Medio digital de Mendoza).

En el artículo, que lleva por título “Benedicto XVI, una mente brillante”, el prelado destacó del fallecido papa emérito que “su legado de la fe continúa y es un faro luminoso que nos marca y marcará el rumbo en nuestra vida de creyentes, de discípulos misioneros del Señor de la Vida, y a él le pedimos aquello que brotó también de su corazón de pastor bueno: renovar nuestro encuentro con Jesús”.

La arquidiócesis de Mendoza, por su parte, “quiere orar por el eterno descanso de Benedicto XVI” y celebrará una misa este 5 de enero a las 19, en la Catedral de Loreto, presidida por monseñor Marcelo Fabián Mazzitelli.

Por otra parte, en la ciudad de Paraná, el arzobispo, monseñor Juan Alberto Puiggari, también presidirá la misa este jueves 5 a las 20, en la Catedral.

En San Luis, la celebración fue el miércoles 4 a las 20 en la catedral Inmaculada Concepción, mientras que su obispo, monseñor Gabriel Bernardo Barba, participó de la misa exequial en la catedral porteña junto a varios obispos y sacerdotes de distintos puntos del país.

También el obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, celebró este miércoles la Eucaristía por el alma de Benedicto XVI. En su homilía, expresó: “La Encarnación y la Pascua de Cristo envuelven su vida, su peregrinaje y su misión. Él lo enseñó con erudición académica pero, sobre todo, lo propuso como un testigo alcanzado por dentro por la luz del amor: solo la amistad con Cristo nos abre las puertas de la vida.”

El prelado se refirió a Benedicto XVI como “el último gran teólogo vivo del Concilio Vaticano II. Uno de los diez teólogos católicos más importantes de este tiempo”. “A nosotros, un poco tristes y nostálgicos, pero reconfortados por su testimonio, solo nos resta decir: ¡Gracias, Señor, por regalarnos este Maestro de la fe y de la vida!”, elogió.

Desde la diócesis de Azul, su obispo, monseñor Hugo Manuel Salaberry SJ, invitó a que todas las misas que se celebren el miércoles 4 de enero en las parroquias del ámbito diocesano sean ofrecidas en sufragio por el querido papa emérito. "Encomendamos al papa emérito Benedicto XVI a la misericordia de Dios, y a la intercesión de la Bienventurada Virgen María y de San José", expresó.

El obispo de Gualeguaychú, monseñor Héctor Luis Zordán MSSCC, presidió la tarde de este miércoles una misa en la Catedral en sufragio, donde recordó y rezó por el eterno descanso de Joseph Ratzinger.

A su vez, el vicario general de la diócesis de Goya, presbítero Juan Carlos López, presidirá una solemne misa en la catedral Nuestra Señora del Rosario este jueves 5 de enero, a las 20. Participarán de ella las distinas comunidades de la diócesis.+