Viernes 19 de agosto de 2022

Concluyó el encuentro de obispos del NOA

  • 11 de febrero, 2022
  • El Rodeo (Catamarca) (AICA)
Los obispos de la Región NOA participaron, del 7 al 10 de febrero, de un encuentro que tuvo lugar en El Rodeo, Catamarca, y se centró, entre otros temas, en el Sínodo de la Sinodalidad.
Doná a AICA.org

Con el foco en el Sínodo de la Sinodalidad convocado por el papa Francisco, y otros temas sociales, del 7 al 10 de febrero se llevó a cabo en la localidad catamarqueña de El Rodeo, el encuentro de obispos de la Región NOA.

La convocatoria contó con la participación del arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez, y su obispo auxiliar, monseñor Roberto Ferrari; el arzobispo de Salta; monseñor Mario Antonio Cargnello; monseñor Vicente Bokalic CM, obispo de Santiago del Estero, y su obispo auxiliar, monseñor Enrique Martínez Ossola; monseñor José Luis Corral SVD, obispo de Añatuya; monseñor José Antonio Díaz, obispo de Concepción, y el obispo emérito, monseñor José María Rossi OP; monseñor Dante Braida, obispo de La Rioja; monseñor Daniel Fernández, obispo de Jujuy; monseñor Luis Scozzina OFM, obispo de Orán; el obispo anfitrión, monseñor Luis Urbanc; el obispo emérito de la prelatura de Humahuaca, monseñor Pedro Olmedo CMF; y el administrador apostólico de la prelatura de Cafayate, padre Pablo Hernando Moreno. Sólo estuvo ausente el obispo de la prelatura de Humahuaca, monseñor Félix Paredes Cruz CRL, debido a un compromiso por una ordenación sacerdotal. 

Los prelados abordaron distintos temas de la agenda pastoral propuesta para la ocasión. Además, desarrollaron actividades como la visita a la casa de la comunidad Cenáculo, dispuesta por la diócesis local para la recuperación de jóvenes con problemas de adicciones, ubicada en el ingreso a la villa veraniega. También disfrutaron de las bellezas paisajísticas de la zona llegando a la Gruta de La Mesadita, donde celebraron la misa.

Al concluir las jornadas, el padre Pablo Hernando Moreno, administrador apostólico de la Prelatura de Cafayate, comentó que “el encuentro ha sido muy positivo, se ha conservado el espíritu de fraternidad de los obispos y de todos los que estamos al frente de las distintas diócesis del Noroeste Argentino. Además, nos ayuda para dejar nuestras obligaciones de cada día y sentirnos en esa fraternidad”.

"Empezamos con el Sínodo de la Sinodalidad, que nos explicó monseñor Daniel Fernández, de Jujuy, y todos opinamos cómo se irá desarrollando en cada una de las diócesis, en qué momentos y cuáles son las actividades para esta primera Etapa de Escucha. En ella estamos escuchando, preguntando, dialogando con las personas, tanto de la vida parroquial como de la vida civil, para que tengamos un diagnóstico de la situación de cada una de las diócesis en estos momentos de la vida eclesial”,  agregó, en referencia al tema central del encuentro.

“Dentro de la Pastoral Social, se analizó todo el tema de la minería, la deforestación, los agrotóxicos y también la drogadependencia”, señaló el padre Moreno, apuntando que para el análisis de este último punto contaron con la presencia de un médico especialista de Tucumán, quien se refirió a la ley de cannabis. “Hay personas que la van a cultivar porque la necesitan como medicina”, pero “el otro paso para que se distribuya con toda libertad, es lo que nos preocupa, porque esta droga afecta mucho a la cabeza, y vemos que las personas que se han drogado, luego se encuentran con grandes dificultades en su propia vida”. 

En orden a este abordaje, en la tarde del 8 de febrero, los obispos visitaron la Comunidad Cenáculo, “donde vimos que los jóvenes tienen buena voluntad, tratan de recuperarse, pero les cuesta, lo hacen por medio del trabajo, la oración y la amistad que tienen ahí como grupo. Pero es muy difícil esa recuperación porque la droga les ha hecho caer muy abajo en la sociedad y ahora volver les cuesta muchísimo”, observó.

Por otra parte, mencionó el paso por la gruta de La Mesadita, espacio que consideró “un lugar paradisíaco donde se encuentra la pequeña gruta de la Virgen del Valle, a la que llegamos caminando mientras rezábamos el víacrucis".

"Fue muy emocionante encontrarse con todos los obispos y un grupo de laicos, que compartieron la Eucaristía. Emoción por el ambiente y también por la profunda devoción a la Virgen del Valle que tenemos en el Noroeste, y que nos llena de ilusión, alegría y entusiasmo. Yo que no he nacido en la Argentina -es oriundo de Castilla La Vieja, España, habiendo llegado a la Argentina en 1970-, durante todos los años que trabajé en el Norte Argentino, veo que esa piedad popular es algo muy propio, muy nuestro, y nos inunda y llena de gozo a todos”.

Conclusiones
A modo de síntesis, el administrador apostólico de Cafayate destacó que “una primera conclusión es ponernos más al día en el tema de la Sinodalidad, que está en el candelero en este momento. Para ello se pidió una conferencia en línea a monseñor Luis Marín, secretario del Sínodo en Roma, para que nos dé una charla no solo a los obispos sino a todo el clero y los laicos del Noroeste que quieran participar”. 

El segundo aspecto fue "que sigamos trabajando, previniendo y acompañando a nuestros jóvenes para que no caigan en la droga”, señaló. En este sentido, puso de relieve la misión de “las familias como el fundamento de nuestra propia sociedad para que sigan transmitiendo a sus hijos los valores y esa fe que han recibido”.

“También se habló de la Pastoral Vocacional y la Pastoral Misionera. Y se vio con muy buenos ojos a ese grupo de argentinos que irán a trabajar a la zona amazónica, que han hecho una seria preparación, como una tercera conclusión de este encuentro de obispos”.

“La cuarta ha sido que todos nos interesemos por la beatificación de los Mártires del Zenta, tanto de Orán como de Jujuy, porque es un grupo de misioneros que no son muy conocidos, y es necesario divulgar y preparar a todo el Noroeste para esa beatificación. Aunque fue hace varios siglos, no deja de ser un tema muy importante porque vemos ese trabajo tanto de los sacerdotes como de los laicos catequistas”.

“Han sido cuatro conclusiones y cuatro compromisos que todos hemos aceptado para seguir trabajando con ellos. No se pudo sacar un documento escrito, por lo menos hasta ahora, por distintas circunstancias, pero esos cuatro compromisos los aceptamos y los vamos a tener muy en cuenta”, manifestó el sacerdote en referencia a la acción pastoral en la región.+