Viernes 2 de diciembre de 2022

Claretianos reclaman el esclarecimiento del crimen de un adolescente en Chascomús

  • 5 de agosto, 2014
  • Chascomús (Buenos Aires)
Miembros de las instituciones educativas claretianas de Rosario, Bahía Blanca, Chascomús, representantes de Florencio Varela, Córdoba, Mendoza y Chile, además de representantes de la Editorial Claretiana, participaron ayer de una vigilia y misa en la parroquia Inmaculado Corazón de María, donde se pidió el esclarecimiento y se reclamó justicia por el crimen de Emilio Blanco, asesinado el 28 de septiembre de 1997 en inmediaciones de las vías del ferrocarril de la ciudad bonaerense de Chascomús. La Eucaristía en memoria del adolescente se celebró en vísperas del inicio del juicio oral en el Juzgado de Dolores.
Doná a AICA.org
Miembros de las instituciones educativas claretianas de Rosario, Bahía Blanca, Chascomús, representantes de Florencio Varela, Córdoba, Mendoza y Chile, además de representantes de la Editorial Claretiana, participaron ayer de una vigilia y misa en la parroquia Inmaculado Corazón de María, donde se pidió el esclarecimiento y se reclamó justicia por el crimen de Emilio Blanco, asesinado el 28 de septiembre de 1997 en inmediaciones de las vías del ferrocarril de la ciudad bonaerense de Chascomús.

La Eucaristía en memoria del adolescente se celebró en vísperas del inicio del juicio oral en el Juzgado de Dolores.

"Fue una celebración cargada de emoción, dolor, esperanza y con hambre de justicia", destacó la familia claretiana en un comunicado.

"Con 17 años de edad y con toda su vida por delante Emilio nos fue quitado tanto a sus padres Mónica y Elías, sus amigos, sus compañeros del Instituto Corazón de María y a toda la comunidad educativa claretiana", agregó.

La comunidad claretiana expresó su deseo de que "luego de infatigables años de denuncias, marchas y jornadas de oración seguramente la impunidad llegará a su fin y la justicia podrá dictaminar quien o quienes fueron los culpables de malograr una vida tan joven".

Adhesión de los Misioneros Claretianos
La Comisión de Justicia y Paz de los Misioneros Claretianos, Provincia San José del Sur expresó su adhesión a la "incansable lucha" de familiares, amigos, organizaciones sociales, comunidades eclesiales y de la comunidad educativa del Instituto Corazón de María de Chascomús.

"Estamos presentes con la esperanza de que ?la impunidad tiene fecha de vencimiento? y que el mal, el encubrimiento, la mentira y la corrupción tienen los días contados. Estamos de manera especial junto a los padres, hermanos, familiares y amigos de Emilio Blanco para decirles que esperamos que la justicia y la verdad tan largamente esperadas amanezcan en sus vidas y en la de los familiares de todas las víctimas", subrayó en la nota firmada por el subdirector general, padre Antonio Santillán CMF.

El 28 de septiembre de 1997, Emilio Blanco salió de su casa de Chascomús después de cenar con su familia. Iba a bailar, pero horas después, apareció muerto junto a las vías del tren.

La primera carátula del caso fue "muerte por accidente ferroviario", hasta que las conclusiones de varios peritos obligaron al primer juez que actuó en el caso, Héctor Mussumano, a recaratularla como "homicidio calificado" y se vinculó con el crimen a efectivos de la Comisaría 1ª de Chascomús.+