Sábado 4 de febrero de 2023

Cercanía del Papa hacia los afectados por el atentado en el Congo

  • 17 de enero, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Santo Padre visitará la República Democrática del Congo del 31 de enero al 3 de febrero, y del 3 al 5 estará en Sudán del Sur. Esperan que su visita "haga callar las armas".
Doná a AICA.org

Compasión y cercanía hacia los afectados por el atentado del domingo 15 de enero, reivindicado por el Isis, contra una iglesia pentecostal en Kasindi, en la República Democrática del Congo, "que causó la muerte de cientos de inocentes", fueron expresadas por Francisco en un telegrama firmado por el cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin, dirigido al reverendo André Bokundoa-bo-Likabe, presidente de la Iglesia de Cristo en el país africano. 

El Papa, dice el texto, "confía los muertos y los heridos a la misericordia de Dios. Implora a Cristo, Señor de la vida, para que los afligidos encuentren consuelo y confianza en Dios, invocando sobre ellos el don de la paz".

Las iglesias del Congo y de Sudán del Sur esperan al Papa
La Iglesia de la República Democrática del Congo y la Iglesia de Sudán del Sur esperan que la visita del papa Francisco a ambos países, del 31 de enero al 5 de febrero, les lleve un mensaje de "paz y reconciliación" y que haga "callar las armas".

"Esperamos que muchas cosas sucedan cuando venga el Santo Padre, esperemos que las cosas cambien, que el liderazgo pueda entablar un diálogo con los grupos rebeldes, que haya una visión de reconciliación, que las armas callen", explicó el coordinador general de la visita del Papa a Sudán del Sur, Samuel Abe, en un encuentro con medios de comunicación, organizado por Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN).

El viaje de Francisco a estos dos países africanos estaba prevista para el mes de julio de 2022 pero tuvo que ser pospuesto por problemas de salud del Papa. Samuel Abe explicó que "la Iglesia quiere tener un papel en la resolución del conflicto en Sudán del Sur" que se remonta a la visita de san Juan Pablo II en 1993 y ahora, los obispos de Sudán del Sur llevan pidiendo la visita del Papa desde hace años para que vuelva a llevar un mensaje de paz al país.

En 2019, el pontífice convocó a los líderes de Sudán del Sur al Vaticano y, en un gesto sin precedentes, se arrodilló y les besó los pies para rogarles que se comprometieran con la paz y pusieran fin a la guerra civil. Por ello, esperan que "cuando el Santo Padre pise el suelo de Sudán del Sur" puedan "suceder milagros" y que la situación "mejore" en el país. Durante la visita, el Pontífice se encontrará con políticos, diplomáticos y representantes de la sociedad civil.

En todo caso, la primera parada de su viaje a África será República Democrática del Congo, donde Francisco también "seguirá las huellas" de Juan Pablo II, que visitó este país dos veces, en 1980 y en 1984.

Respecto al mensaje, el secretario académico de la Universidad San Agustín, en Kinshasa, Godefroid Mombula, cree que el Papa también pedirá allí "unidad y reconciliación", y se inspirará en sus escritos, sobre todo, en su encíclica Fratelli tutti "en la que dice que la amistad social es muy importante" y en la que da "una visión global del mundo que no excluye a nadie"; y en la exhortación apostólica Laudato si, con la que puede lanzar una "llamada de atención" en un país donde grandes multinacionales explotan los recursos del país.

"En el este del Congo, donde hay guerra, es donde curiosamente están todos los recursos naturales. Esas empresas dicen que nos quieren ayudar, pero no es cierto, vienen con buenos objetivos, pero dentro de su corazón sabemos que solo reinan intereses egoístas. El Papa debería hablar con ellos, no tendremos paz mientras vengan estas empresas a buscar nuestros recursos naturales", advirtió.

También considera fundamental que envíe un mensaje de paz, la cual, según ha precisado Mombula, "no se consigue por la fuerza" sino solo "con la conversión de cada uno". "Basta que un lado dé el primer paso. Creo que el Papa hablará mucho de misericordia y compasión y nos viene bien porque tenemos que empezar a perdonar, no podemos esperar que el otro lado nos pida perdón, tenemos que empezar nosotros", subrayó.

Atendiendo a otros detalles de la visita del Papa, los representantes de la Iglesia de República Democrática del Congo y de Sudán del Sur han reconocido que existen problemas de seguridad pero que están "bajo control". En cuanto a la asistencia de fieles a los actos programados durante el viaje del Pontífice, el coordinador de la visita del Papa a Sudán del Sur ha comentado que tienen prevista la peregrinación desde alguna diócesis, pero desde otras no podrán ir presencialmente por lo que intentarán colocar "pantallas enormes" en lugares donde la gente no tenga acceso a televisores.

También esperan que acudan fieles de Sudán y está prevista una oración ecuménica así como un encuentro del papa Francisco con refugiados, según puntualizaron.+