Martes 28 de septiembre de 2021

Card. Poli: "El servicio es la mejor presentación de los cristianos"

  • 2 de abril, 2018
  • Buenos Aires (AICA)
El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, presidió la celebración del Jueves Santo en la parroquia Cristo Maestro, del barrio porteño de Floresta. En su homilía el purpurado habló del "camino del servicio" al que nos llama a vivir Jesús y del anticipo de la Eucaristía que realiza Jesús en la cruz.
Doná a AICA.org
"Jesús, en la cruz, nos deja la doctrina del servicio", expresó el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, en la misa que celebró en la parroquia Cristo Maestro, del barrio porteño de Floresta, el Jueves Santo.

El purpurado afirmó que Jesús "hoy nos sigue llamando al camino del servicio", y agregó: "El servicio es alegría".

"Si no servimos es porque somos egoístas y nos endurece el corazón, amarga su vida. El servicio es la mejor presentación de los cristianos. Los gestos de humildad y caridad".

Además, recordó que al día siguiente de la Última Cena Jesús caminará hacia la cruz para dar la vida. "La cruz es un sacramento de amor, un sacrificio de amor", afirmó y manifestó que "el sacrificio de la cruz anticipa la Eucaristía".

"El cardenal Aramburu decía una frase del Concilio Vaticano II: en la Eucaristía se contiene todo el bien espiritual de la Iglesia. Todo en la Iglesia mira a la Eucaristía como su obligado punto de referencia", rememoró el cardenal Poli y continuó: "San Juan Pablo II que decía cuando alguien se acerca a comulgar el modo de ser de Cristo pasa a cada uno de nosotros".

"Todo el modo de ser de Jesús pasa del sacramento al cristiano. La Eucaristía es cumbre y culmen, puerta de la misericordia", puntualizó y destacó que "cada vez que abrimos la Eucaristía se abre la puerta de la misericordia".

"Algún santo decía: La Eucaristía es medicina para los enfermos. No es un premio para los enfermos sino una gracia para los pecadores. Esto es lo que nos dejó el maestro esta noche. La madre Iglesia como una madre que espera a sus hijos tiende la mesa y espera a sus hijos. Cada vez que comulgamos nos ponemos en Él, que es el camino, la Verdad y la Vida. El que me come vivirá para siempre", concluyó.+