Martes 30 de noviembre de 2021

Card. Parolin: La red Talitha Kum una "voz profética que traerá cambios"

  • 25 de noviembre, 2021
  • Roma (Italia) (AICA)
Alocución del Secretario de Estado de la Santa Sede, en la conferencia internacional convocada por Red Mundial de la Vida Consagrada comprometida en la lucha contra la trata de personas.
Doná a AICA.org

La Red Mundial de la Vida Consagrada comprometida en la lucha contra la trata de personas (Talitha Kum) es "una voz profética que el mundo necesita", que "traerá cambios", afirmó este jueves 25 de noviembre, en su alocución en la conferencia internacional convocada por Talitha Kum junto con la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG) para el llamado a la acción contra la violencia contra las mujeres.

"No debemos distraernos, si alguien se queda atrás todos somos culpables y somos culpables de hipocresía”, señaló el cardenal Parolin y subrayó que “no podemos darnos el lujo de dar la espalda”. 

El Secretario de Estado Vaticano elogió a esta "increíble red de monjas católicas y a la gran comunidad de colaboradores y amigos" comprometidos con la protección de las víctimas de la trata y "devolver la dignidad a quienes la perdieron", al tiempo que aborda "las causas sistémicas" del fenómeno criminal. 

El documento de la llamada a la acción que se presentó en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer -observó- es "una llamada a la acción para todas las personas de buena voluntad, incluso para las que pertenecen a otras religiones y para las que tienen diferentes antecedentes culturales". 

“A menudo hablamos de la voz profética de la Iglesia y del aporte único que los pueblos de Dios podemos ofrecer al mundo –dijo el purpurado–, la historia muestra que estas voces derivan de nuestra relación con Dios, de la espiritualidad. Esta debe ser la fuerza y la base de este llamado a la acción”.

La relación entre las religiosas y las mujeres que sobrevivieron a la trata, recordó, es "entre iguales, las hermanas caminan juntas con las víctimas, conscientes de los valores profundos que las hacen comunidad".+