Lunes 25 de octubre de 2021

Bodas de plata sacerdotales de 5 presbíteros de Lomas

  • 26 de abril, 2012
  • Lomas de Zamora (Buenos Aires) (AICA)
El 26 de marzo, el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones, presidió una misa de acción de gracias en la catedral Nuestra Señora de la Paz, donde los presbíteros Jorge Beigbeder (párroco de Nuestra Señora del Valle, Ezeiza), Luis Ausili (párroco de Nuestra Señora de Luján, José Mármol), Enrique Alsamora (vicario de la capilla San Vicente de Paúl, Bánfield), y Ricardo Montiel y Fabián Esparafita (ambos formados en el Seminario diocesano "De la Santa Cruz", Adrogué, y hoy en la diócesis de Avellaneda-Lanús) celebraron sus 25 años de ordenación sacerdotal.
Doná a AICA.org
El 26 de marzo, el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones, presidió una misa de acción de gracias en la catedral Nuestra Señora de la Paz, donde los presbíteros Jorge Beigbeder (párroco de Nuestra Señora del Valle, Ezeiza), Luis Ausili (párroco de Nuestra Señora de Luján, José Mármol), Enrique Alsamora (vicario de la capilla San Vicente de Paúl, Bánfield), y Ricardo Montiel y Fabián Esparafita (ambos formados en el Seminario diocesano "De la Santa Cruz", de Adrogué, y hoy en la diócesis de Avellaneda-Lanús) celebraron sus 25 años de ordenación sacerdotal.

La Eucaristía fue concelebrada por el obispo de Venado Tuerto, monseñor Gustavo Help, y por el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Luis Fernández, ambos sacerdotes surgidos de la diócesis local.

Varios párrocos, religiosas y numerosos fieles de diversas parroquias, por donde ellos pasaron como seminaristas, vicarios o párrocos, se acercaron este día para saludarlos.

"Hace 25 años el Señor nos llamó a su seguimiento como sacerdotes y queremos compartir con ustedes nuestra acción de gracias al Buen Dios por su misericordia, por habernos sostenido con su gracia en el ministerio sacerdotal, más allá de nuestros pecados y fragilidades, y pedirle nos conceda un corazón grande, fuerte, constante, si es necesario hasta el sacrificio, feliz solamente de palpitar con el Corazón de Cristo y de cumplir con humildad, fidelidad y valentía la voluntad divina", expresaron los sacerdotes en la invitación a la ceremonia.

En la homilía, monseñor Fernández manifestó que "hace 25 años ellos vienen trabajando en la viña del Señor. Los años ´70 fueron difíciles, con una juventud llena de entusiasmo, y de distintas comunidades ellos surgieron, se sintieron llamados y respondieron, como María en este día de la Anunciación" y también recordó al presbítero Carlos Castro, quien también hubiera celebrado el 25º aniversario.

"Cada sacerdote, de algún modo, es la posibilidad de un Dios que sigue amando al mundo. Pidamos a Dios para que los mantenga mansos y humildes de corazón, pero con la audacia y valentía de no guardarse nada para sí. Muchachos, hoy hombres-sacerdotes, que la Virgen de la Paz nos siga acompañando", señaló el prelado.

Por su parte, el presbítero Ricardo Montiel, rector del Seminario para la formación sacerdotal en Avellaneda, definió al ministerio como un "hermoso desafío de contribuir al reino de Dios desde este lugarcito del sacerdocio" y agregó: "Hemos disfrutado del Seminario, vivimos donde se nos enseñó a amar a la Iglesia; todo fueron posibilidades de descubrir la vocación en una comunidad eclesial". +