Lunes 25 de octubre de 2021

Bendijeron en Villa Cura Brochero una casa de espiritualidad para sacerdotes

  • 29 de enero, 2019
  • Villa Cura Brochero (Córdoba)
Con la presencia de los obispos de la región, el sábado 26 de enero fue inaugurada y bendecida la "Casa de Espiritualidad Brocheriana", adquirida por el obispado de Cruz del Eje. Se trata de una vivienda ubicada a cincuenta metros del santuario del Santo Cura Brochero sobre la calle San Martín.
Doná a AICA.org
La "Casa de Espiritualidad Brocheriana" fue inaugurada y bendecida el sábado 26 de enero, en una ceremonia de la que participaron el obispo local, monseñor Ricardo Araya, el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñanez, el obispo de Bariloche, monseñor Juan José Chaparro y monseñor Pedro Torres, obispo auxiliar de Córdoba, el vicario general de la diócesis de Cruz del Eje, monseñor Pedro López; sacerdotes, religiosas y laicos.

[img]http://www.aica.org/subidas/5141.jpg[/img]

Se trata de una casa ubicada a cincuenta metros del santuario del Santo Cura Brochero, sobre la calle San Martín. El obispado de Cruz del Eje la adquirió a los familiares de su dueño; el padre Juan Carlos Martínez de la Diócesis de Merlo Moreno.

El objetivo de esta casa será renovar el ministerio de los sacerdotes según el espíritu brocheriano. Monseñor Ricardo Araya manifestó que cuando el nuncio anterior, monseñor Emil Paul Tscherrig, le comunicó que sería obispo de Cruz del Eje, le encomendó la tarea de renovar el clero nacional según la acción misionera del Santo Cura Brochero.

"Yo recuerdo esas palabras con mucha claridad porque me sonaron muy interesantes. Después estando aquí y escuchando muchas propuestas de sacerdotes de otras diócesis, fui cayendo en la cuenta de que necesitábamos de un lugar, un espacio apropiado para que los sacerdotes pudieran vivir y hacer una renovación del ministerio gracias al conocimiento del Cura Brochero en este lugar, escuchando a los peregrinos y a las familias que supieron conocer a Brochero en estas sierras y sirviendo al ministerio de la confesión en el santuario porque es muchísima la gente que pide ser escuchada en confesión", expresó el prelado.



"Por otro lado el peregrino que viene al santuario, al entrar, le viene un deseo de confesarse y son confesiones muy profundas, muy sinceras, muy renovadoras en la vida de la gente y eso se produce cada vez más", añadió.

Dado que los padres del santuario no logran durante el año cubrir esa necesidad de escuchar con atención a gente que viene muy herida o que se acerca ahora después de mucho tiempo, se invita a presbíteros de otros lugares a que puedan prestar este servicio en el santuario.

[img]http://www.aica.org/subidas/5140.jpg[/img]

De ahora en adelante, todo sacerdote que quiera renovar el ministerio con la espiritualidad brocheriana, que para los curas tiene que ver con predicación del Evangelio y el Sacramento de la Confesión, dispondrá de esta casa a pocos metros del santuario del Santo Cura, patrono del clero argentino.

Antes de la bendición, el obispo de Cruz del Eje insistió en que: "recemos y pensemos en la importancia de que los curas podamos vivir bien el ministerio".+