Domingo 28 de noviembre de 2021

Médicos Católicos expresan su conmoción por el caso de la niña jujeña

  • 31 de enero, 2019
  • Buenos Aires (AICA)
El Consorcio de Médicos Católicos expresó su conmoción por el caso de la niña jujeña de 12 años a quien se le practicó una cesárea prematura. A través de un artículo titulado "Su rostro", los profesionales de la salud reflexionaron sobre el caso: "Lo nuestro como médicos católicos es acompañar el dolor humano en todas sus formas, como nos enseñó nuestro Señor Jesucristo", subrayó.
Doná a AICA.org
Con un artículo titulado "Su rostro", el Consorcio de Médicos Católicos expresó su conmoción por el caso de la niña jujeña de 12 años a quien se le practicó una cesárea prematura.

"No podemos ignorar lo que el caso representa: una infancia ignorada, avasallada y violada; hablar de violación significa negar la naturaleza de la persona humana ya que se la minimiza y se la transforma en un objeto del cual se puede disponer", manifestaron.

A pesar de que, "siempre es un delito terrible y ninguna persona tendría que ser víctima de una situación de esta naturaleza y ningún niño tendría que pasar por una circunstancia que lo marcará psicológicamente por siempre"; mencionaron la responsabilidad que como sociedad tenemos, "en el cuidado y protección de la infancia".

"Hay que trabajar mucho y en muy diferentes órdenes para evitar que el ciclo de la violencia persista y siga lastimando a nuestros niños. Algo se ha roto en el interior de esos niños y habrá que asistirlos y acompañarlos en su camino de recuperación y búsqueda de justicia".



Luego se preguntaron: "¿Qué responsabilidad tiene un niño concebido como resultado de una violación?". "Nada justifica que tenga que pagar con su vida el delito cometido por otro, y eso justamente fue lo que aconteció con la beba de seis meses de gestación que fue obligada a nacer en condiciones de inmadurez extrema en Jujuy".

Al concluir, aseguraron: "Lo nuestro como médicos católicos es acompañar el dolor humano en todas sus formas, como nos enseñó nuestro Señor Jesucristo: cuidando a todos, sin discriminación, sin importar el origen. Viendo en los más pequeños e indefensos Su Rostro".

Más información en www.medicoscatolicos.org.ar.+