Lunes 27 de junio de 2022

"La amistad es el camino más seguro para lograr la unidad entre los cristianos"

  • 10 de mayo, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Mensaje del Santo Padre al patriarca Tawadros II, papa de Alejandría y patriarca de la Sede de San Marco con motivo de la Novena Jornada de amistad entre coptos y católicos.
Doná a AICA.org

“La amistad es el camino más seguro para alcanzar la unidad entre los cristianos, porque en ella vemos el rostro del mismo Cristo, que ya no nos llama siervos sino amigos y que ora para que todos sean una sola cosa”. Escribió el papa Francisco al patriarca Tawadros II, papa de Alejandría y patriarca de la Sede de San Marcos, con motivo de la Novena Jornada de amistad entre coptos y católicos, que se celebra cada año el 10 de mayo en memoria del histórico encuentro entre el papa Pablo VI y el papa Shenouda III el 10 de mayo de 1973. 

El 10 de mayo de 2013, el Papa y el patriarca Tawadros II se reunieron por primera vez en el Vaticano. Tras ese encuentrose instauró la jornada del amor fraterno. Y luego, el 28 de abril de 2017, Francisco visitó a Tawadros en el Patriarcado Copto en El Cairo, donde los dos líderes religiosos firmaron una declaración conjunta. 

“La novena Jornada de Amistad entre coptos y católicos -escribe hoy el papa Francisco- me ofrece una vez más la oportunidad propicia para expresar un profundo agradecimiento por los lazos espirituales que unen a la Sede de Pedro y la Sede de Marcos y asegurarles mi amistad inagotable en Cristo”. 

Y añade: “Atentos a las palabras de Cristo: 'ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les diga’, continuamos nuestra peregrinación de fraternidad cristiana, especialmente en preparación para la celebración del próximo año del décimo aniversario, de nuestro memorable encuentro en Roma y el cincuentenario del histórico encuentro entre el Papa Pablo VI y el Papa Shenouda III”. 

“Querido hermano en Cristo - continúa Francisco - al acercarnos a la fiesta de Pentecostés, oro para que el Espíritu Santo nos una cada vez más y conceda sus dones de consuelo a nuestra familia humana que sufre, especialmente en estos días de pandemia y guerra”. 

“Con la certeza de mi continua cercanía espiritual, ofrezco piadosos deseos por vuestro bienestar y vuestra serenidad, e intercambio cordialmente con Su Santidad un abrazo fraterno de paz en el Señor Resucitado”.+