Jueves 15 de abril de 2021

Los obispos llaman a consolidar los valores democráticos de cara al bicentenario

  • 4 de marzo, 2021
  • San José (Costa Rica) (AICA)
La Conferencia Episcopal Costarricense celebró su CXXI Asamblea Plenaria, con el telón de fondo de los 100 años de la fundación de la provincia eclesiástica de Costa Rica y los 200 de Independencia.
Doná a AICA.org

Los obispos costarricenses, al cierre de su Asamblea Plenaria, enviaron un mensaje al pueblo de Costa Rica en el que alientan a “consolidar los valores democráticos”, motivados por la proximidad del bicentenario de la independencia del país.

En su mensaje dan cuenta de que durante los días de la Asamblea –del 22 al 26 de febrero- reflexionaron sobre diversos temas de la realidad actual, entre estos, el tema electoral como “las repercusiones en torno a la negociación con el Fondo Monetario Internacional”.

Los prelados expresaron su preocupación por el deterioro de la calidad de vida y las altas cifras de desempleo: “Cerca de medio millón de personas”, advierten, por lo que piden de cara al bicentenario “recuperar y consolidar la Costa Rica de justicia social con oportunidades para todos”.

Además han sugerido seguir manteniendo al ser humano en el centro del mundo laboral, en un contexto donde el Covid-19 ha llevado a muchos a teletrabajar con el apoyo de las tecnologías para responder a los desafíos de la emergencia sanitaria.

De todo esto hay que sacar lecciones y buscar la unidad para salir adelante, que permita fortalecer la cultura de la vida respetando todas sus formas desde la concepción hasta la muerte natural.

Al respecto han expresado su preocupación ante la fecundación in vitro como las iniciativas de implementar la eutanasia, porque “cuidando de cada ser humano, cuidamos de la humanidad”.

En cuanto al tema de las negociaciones del gobierno con el Fondo Monetario Internacional han sugerido que “se requiere seriedad y el entendimiento de todos los sectores para encontrar propuestas que beneficien al país”.

También destacaron que en el marco de estas negociaciones surgió un diálogo multisectorial, el cual “la Iglesia acompañó desde su enseñanza social y lo seguiremos haciendo en procura de esa necesidad de entendimiento”.

Exhortaron sobre este asunto a “vernos como hermanos” y “dejar de lado las polarización entre sectores”, porque “es hora de ver a más largo plazo posibles soluciones para salir del endeudamiento y crisis fiscal en que hemos caído”.

Acoger a los migrantes
Los obispos de Costa Rica se unen al clamor de sus hermanos de Centroamérica y se solidarizan con los migrantes de la región, puesto que “la migración es una dura realidad que viven nuestras naciones”.

“Hacemos un llamado a los gobiernos para la protección de la vida humana, que especialmente pongan atención al cuidado de las mujeres y niños migrantes” y “exhortamos a todo el pueblo costarricense a que se elimine cualquier tipo de discriminación”, acotaron.

Suscriben el llamado del papa Francisco: “Acoger al otro exige un compromiso concreto, una cadena de ayuda y de generosidad, una atención vigilante y comprensiva”. +