Miércoles 3 de marzo de 2021

Pandemia: Obispos argentinos visibilizan la situación de vulnerabilidad de los refugiados

  • 18 de junio, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
La Comisión Episcopal de Migrantes e Itinerantes dio a conocer un mensaje por el Día Mundial del Refugiado que se conmemora el próximo sábado 20 de junio.

La Comisión Episcopal de Migrantes e Itinerantes CEMI) expresó su deseo de visibilizar la situación de vulnerabilidad de refugiados y migrantes, en un mensaje por el Día Mundial del Refugiado que se conmemora el próximo sábado 20 de junio.

Los obispos que integran esta comisión invitaron a las personas, asociaciones sociales, empresas y al sector gubernamental a “mirar esta realidad y tomar medidas a favor de esta población, ahora y en la fase de pospandemia”.

En relación con el “después” de la crisis sanitaria, puntualizaron que migrantes y refugiados “necesitarán de todo nuestro apoyo en la reconstrucción de una vida digna, especialmente en lo económico y laboral, sobre todo para aquellos que han perdido el pan, el techo y el trabajo”.

Texto del comunicado
“Animarnos a motivar espacios donde todos podamos sentirnos convocados y permitirnos nuevas formas de hospitalidad, de fraternidad y de solidaridad.” Francisco, 27 de marzo de 2020.

La crisis mundial producida por la pandemia del Covid-19 ha afectado a toda la humanidad, pero especialmente a quienes ya se encontraban en situación de vulnerabilidad como son los refugiados, y las personas migrantes, especialmente a mujeres, niños, niñas y adolescentes. Forzados por diferentes motivos a abandonar sus lugares de origen, ahora se enfrentan además al virus y a la falta de medios adecuados para poder cuidarse y protegerse de esta enfermedad.

Muchos refugiados y migrantes se encontraban antes de la pandemia con una precaria situación laboral, habitacional y de salud.

Campaña Donación AICA

Ahora, con esta “inesperada y furiosa tormenta”, en muchos casos no sólo perdieron sus trabajos, sino que también son víctimas de la falta de alimentos y de explotación laboral, con empleos temporales, precarios, mal pagos, sin la protección necesaria para prevenir contagios, quedando así más expuestos al contagio del virus.

Es así que la crisis del Covid-19 no hizo más que dejar más aún a la luz la frágil y difícil situación que ya existía para nuestros hermanos refugiados y migrantes.

En este 20 de junio, Día Mundial del Refugiado, la Comisión Episcopal de Migrantes e Itinerantes, desea visibilizar esta situación de vulnerabilidad e invitar a todas las personas, asociaciones sociales, empresas y al sector gubernamental a mirar esta realidad y tomar medidas en favor de esta población, ahora y en la fase de pospandemia, donde también necesitarán de todo nuestro apoyo en la reconstrucción de una vida digna, especialmente en lo económico y laboral, sobre todo para aquellos que han perdido el pan, el techo y el trabajo.

Por medio de la oración, pidamos a Dios tener una mirada compasiva y un corazón solidario, que reflejen los sentimientos del Corazón de Jesús; con este ánimo, acompañemos a nuestros hermanos refugiados. Como nos dice el Papa Francisco «Sólo podemos salir juntos de esta situación, como una humanidad unida… animados a motivar espacios donde todos podamos sentirnos convocados y permitirnos nuevas formas de hospitalidad, de fraternidad y de solidaridad.” (27 de marzo de 2020).

Informes: mail@cemi.org.ar y www.cemi.org.ar.+