Miércoles 3 de marzo de 2021

Nuevo diácono, futuro sacerdote de la diócesis de San Roque

  • 27 de julio, 2012
  • Presidencia Roque Sáenz Peña (Chaco) (AICA)
Walter Hernán Groh, de la zona rural de Juan José Castelli, en el interior del Chaco, recibió el orden del diaconado el pasado 20 de julio en la parroquia Nuestra Señora del Valle, de su ciudad natal. El nuevo diácono, de 24 años, cursó sus estudios filosóficos en el Seminario Interdiocesano "La Encarnación", de Resistencia; completó su formación en el Seminario Internacional Sedes Sapientiae, de Roma, y el ciclo teológico en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, de Roma. La celebración eucarística en la que fue ordenado diácono, estuvo presidida por el obispo de San Roque, Mons. Hugo Barbaro, y concelebrada por el obispo emérito de la misma diócesis, Mons. José Lorenzo Sartori, y varios sacerdotes del clero diocesano.
Walter Hernán Groh, procedente de la zona rural de la ciudad de Juan José Castelli, en el interior de la provincia del Chaco, recibió el orden del diaconado el pasado 20 de julio en la parroquia Nuestra Señora del Valle, de su ciudad natal.

El nuevo diácono, de 24 años, cursó sus estudios filosóficos en el Seminario Interdiocesano "La Encarnación", ubicado en la ciudad de Resistencia, capital del Chaco; completó su formación en el Seminario Internacional Sedes Sapientiae, de Roma, con seminaristas de diversos continentes y el ciclo teológico en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, de Roma.

La celebración eucarística en la que fue ordenado diácono, estuvo presidida por el obispo de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, monseñor Hugo Barbaro, y concelebrada por el obispo emérito de la misma diócesis, monseñor José Lorenzo Sartori, y varios sacerdotes del clero diocesano. Contó además, con una gran participación de fieles de las comunidades de la diócesis.

La celebración fue vivida en un clima de mucha oración y fervor, especialmente acompañada con el cariño de los fieles de la comunidad de Castelli, ya que por segundo año consecutivo tuvo la dicha de vivir la ordenación de un joven procedente de esa comunidad.

En la homilía monseñor Barbaro se dirigió particularmente al candidato, reflexionando desde la Liturgia de la Palabra sobre la disponibilidad que exige el diaconado y el sacerdocio. Entre otros conceptos expresó: "Sabés que el Diaconado es servicio, y servicio seguirá siendo el sacerdocio ministerial. El servicio al que Dios te llama, Walter, exige una disponibilidad total", porque "es fácil servir en lo que uno elige o le gusta, no tan fácil estar dispuestos a lo que haga falta y donde haga falta. Esta disposición, solo se alcanza estando muy unidos a Cristo, mirando con sus ojos y purificados de todo egoísmo".

"San Juan -añadió luego- recoge unas palabras de Cristo que una vez más invitan a una disponibilidad completa: «si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo, pero si muere, da mucho fruto.» Que el Espíritu Santo grabe a fondo en nuestra alma la certeza de que somos totalmente libres cuando morimos al egoísmo, cuando vivimos solo para servir."

Al finalizar la celebración el diácono Walter, que ahora inicia su camino al sacerdocio, pronunció unas palabras de especial agradecimiento a Dios que lo llamó, a sus padres, a los Obispos y a todos los que lo acompañaron. Recordó también, mirando la pila Bautismal de su parroquia donde fue bautizado, cuánto necesitamos cuidar y acrecentar la fe que hemos recibido desde niños para responder con entereza a la llamada de Dios.+

Texto completo de la homilía

Campaña Donación AICA