Miércoles 3 de marzo de 2021

El arzobispo de La Plata animó a dejarse llevar al encuentro con Jesús

  • 7 de enero, 2021
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, celebró el 6 de enero la misa de la Epifanía del Señor en la catedral de la Inmaculada Concepción, de La Plata.

La Epifanía “es mucho más que la fiesta de los Reyes Magos”, afirmó el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández en la misa del 6 de enero, celebrada en la catedral de la Inmaculada Concepción.

“En los primeros siglos de nuestra fe algunas comunidades celebraban esta fiesta más que la Navidad, especialmente en Oriente. ¿Por qué? Porque ‘Epifanía’ significa ‘manifestación’. Es decir, que el Señor Jesús se manifestó, nos mostró su hermosura”.

"El Evangelio habla de 'unos magos de Oriente' que eran astrólogos, personas que observaban las estrellas y trataban de encontrar en ellas signos. Dios habló el lenguaje de ellos y los atrajo a través de un signo celestial (una ‘estrella’)”. 

“Los cristianos celebran en un día común, el 6 de enero, que Jesucristo se manifestó, se dio a conocer, les regaló su luz. La Epifanía es la fiesta de la luz”.

Monseñor Fernández consideró “lo hermoso que sería que todos los poderes de la tierra se rindieran ante el Señor, qué diferente sería la humanidad, qué distinta sería la política, qué mundo podríamos construir”.

Campaña Donación AICA

Reflexionó además que con “con su actitud, los magos nos invitan a ofrendar algo, algo que salga generosamente del corazón, porque los seres humanos también estamos hechos para dar, para compartir, y no somos felices si no aprendemos a ofrendar libremente nuestra propia vida”.

En sintonía con ello, el arzobispo animó a pedir al Espíritu Santo que en esta fiesta “también vos te dejés llevar al encuentro con Jesús para que hoy renovés tu amistad con Él, para que te detengas a agradecer de corazón porque tuviste la gracia de conocerlo. Fue una gracia, puro regalo”.

“A veces nuestra vida parece tan superficial, tan vacía. Nos hace falta que se manifieste algo más, algo más allá de la apariencia y de la levedad de las cosas. Nos hace falta que se manifieste Jesús en nuestras vidas y que con su luz todo tome otra dimensión”, reflexionó.

Y finalizó deseando “que en esta Epifanía, a cada de uno de ustedes Jesús le manifieste lo que más estén necesitando”.+