Sábado 17 de abril de 2021

Mons. Canecín instituyó el lectorado a dos seminaristas

  • 9 de mayo, 2017
  • Goya (Corrientes) (AICA)
El obispo de Goya, monseñor Adolfo Canecín, instituyó el ministerio del lectorado a los seminaristas Pedro Ojeda y Pablo Stortti, que se encuentran en formación para el sacerdocio. La ceremonia se llevó a cabo el 7 de mayo en el monasterio dominico San Alberto Magno, de la localidad de Lavalle, provincia de Corrientes.
Doná a AICA.org
Monseñor Adolfo Canecín, obispo de Goya, concedió a dos seminaristas el ministerio del lectorado. La ceremonia se llevó a cabo en el monasterio dominico San Alberto Magno de la localidad de Lavalle (Corrientes).

La institución de los dos seminaristas como lectores en la misa es fruto del tiempo de preparación de los aspirantes al sacerdocio. Además, la celebración del grado ministerial fue el acontecimiento que rubricó un encuentro vocacional con los jóvenes del departamento de Lavalle con motivo de haberse celebrado el cuarto domingo de Pascua la Jornada de Jesús, Buen Pastor.

Concelebraron la misa el vicario general, presbítero Juan Carlos López; el asesor de la pastoral de juventud, presbítero Ariel Giménez; el decano, presbítero Adolfo Gutiérrez y el presbítero Daniel Alarcón Sotelo. Asistieron también familiares, religiosas y amigos de los seminaristas.

La celebración se llevó a cabo en el marco de la novena a Nuestra Señora de Fátima y de los 50 años de la fundación del monasterio dominico San Alberto Magno, que se cumplirá el 13 de mayo.

La significación
Cuando se habla de "lectorado" se refiere a la lectura pública de la Palabra de Dios. El que recibe este ministerio debe tener un trato asiduo con la Sagrada Escritura, debe conocerla y hacerla vida en sí mismo, de manera que cuando la proclame, comunique a los fieles el mensaje con su voz y con su vida.

Es un paso importante que lo compromete más plenamente en cuidar, cultivar y desarrollar su propia vocación. El obispo lo acepta en nombre del pueblo de Dios, al servicio del que desea consagrar su ministerio sagrado.+