Miércoles 14 de abril de 2021

La Plata rezó por las víctimas del temporal y renovó el pedido de ayuda

  • 8 de abril, 2013
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
El obispo auxiliar de La Plata, monseñor Nicolás Baisi, celebró una misa en la catedral en la que rogó junto a los fieles por los muertos y los afectados por el temporal que azotó la ciudad, y dejó un mensaje esperanzador al advertir la "silenciosa revolución juvenil basada en el amor". El otro obispo auxiliar, monseñor Alberto Bochatey OSA, acompañó a la comunidad de la parroquia Nuestra Señora de la Anunciación, en Ringuelet, una de las zonas más afectadas, e informó que las necesidades de esta hora son alimentos, elementos de limpieza y útiles escolares.
Doná a AICA.org
En toda la arquidiócesis de La Plata se celebró este domingo el santo sacrificio de la misa con la especial intención de rogar a Dios por las víctimas mortales y los damnificados que dejó el temporal que azotó en la madrugada del martes 2 de abril a los vecinos de la capital bonaerense y su zona de influencia.

En el marco de este pedido expreso de monseñor Héctor Aguer, arzobispo de La Plata, monseñor Nicolás Baisi, uno de los obispo auxiliares de la arquidiócesis, celebró a las 20 una misa en la catedral, en la que rogó junto a los fieles por los muertos y los afectados, y dejó un mensaje esperanzador al advertir la "silenciosa revolución juvenil basada en el amor".

"Hay una silenciosa revolución de gente común que conmovida hace el bien y que es ejemplo para todos. Y que nos ha permitido, en medio del dolor, contemplar con gozo el amor de Jesús. Gente feliz haciendo el bien", destacó.

"Sabemos que ese dolor les puede ayudar a profundizar su fe en Jesús ?continuó-. Sabemos que si somos capaces de compartir, de tener compasión, de tener misericordia por el dolor de nuestros hermanos, también nosotros vamos a tener fe".

"En esta misa también pedimos nosotros por tantos voluntarios. Por tanta gente de la sociedad civil que generosamente ha colaborado: familias enteras que traían comida, que traían la ropa de sus hijos, su ropa, que venía de lejos y muy lejos para ayudar. Gente que pasó todo el día y la noche y seguía trabajando. Conmueve ver tanta caridad. Tanta solidaridad. Tanta gente que está de verdad conmovida por el dolor del hermano, y que no solamente se conmueve, sino que pone manos a la obra y hace el bien", destacó.

De la celebración eucarística participó el director de Culto provincial, Enrique Moltoni, junto a otros funcionarios del ejecutivo bonaerense. El gobernador Scioli, en tanto, llamó una hora antes de la misa para disculparse por faltar a la celebración debido a un encuentro imprevisto que surgió con representantes del Banco Mundial y a los cuales debió atender.

Con las comunidades afectadas
El otro obispo auxiliar de La Plata, monseñor Alberto Bochatey OSA, había anunciado concelebrar junto a monseñor Baisi en la catedral, pero a último momento decidió acompañar la celebración de las vísperas de las fiestas patronales de la parroquia Nuestra Señora de la Anunciación, en Ringuelet, cuyo párroco, el presbítero Andrés Rambeaud, es el director general de Cáritas Arquidiocesana, y quien tuvo durante los últimos días una intensa labor en favor de los más afectados.

De esta manera, el prelado acompañó en el dolor a quienes sufrieron a causa de las inundaciones, y en especial, a los vecinos de la localidad, ubicada en el ingreso a la ciudad de La Plata.

Asimismo, monseñor Bochatey agradeció esta mañana, a seis días del temporal, la solidaridad de los argentinos, y recordó que ahora comienza una segunda etapa de recuperación y ayuda. "Las carencias se van transformando y las principales necesidades en este momento son de alimentos, elementos de limpieza y útiles escolares".+