Miércoles 3 de marzo de 2021

Fiesta de la Fe en El Impenetrable

  • 3 de octubre, 2013
  • Misión Nueva Pompeya (Chaco)
Centenares de fieles se congregaron en el histórico convento de la localidad de Misión Nueva Pompeya, bajo el lema "La llama de tu fe enciende la mía", para celebrar el Año de la Fe y recordar el cincuentenario de la diócesis de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, junto con el obispo diocesano, monseñor Hugo Barbaro, quien explicó qué significa tener fe, profundizando en lo que significa creer en Dios y creer a Dios.
Centenares de fieles se congregaron en el histórico convento de la localidad de Misión Nueva Pompeya, bajo el lema "La llama de tu fe enciende la mía", para celebrar el Año de la Fe y recordar el cincuentenario de la diócesis de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, junto con el obispo diocesano, monseñor Hugo Barbaro.

Por la mañana llegaron grupos de fieles pertenecientes a los diversos pueblos de los alrededores, como Sauzalito, Fuerte Esperanza, Comandancia Frías, Wichí, El Pintado y otros parajes que componen la amplia jurisdicción de la parroquia San Francisco Solano. Fueron recibidos en el predio del antiguo convento de los frailes franciscanos, quienes iniciaron la primera evangelización de aquella zona, en su mayoría poblada por aborígenes wichí, entre 1900 y 1950.

Cerca del medio día se realizó la apertura oficial del encuentro con un momento de animación musical. Seguidamente, una representación quiso recordar cómo fue la primera evangelización en aquella zona, y a continuación, hubo una danza preparada por jóvenes aborígenes, acompañada de cantos típicos.

Luego del almuerzo, se coordinaron tres talleres: uno para niños, otro para jóvenes y otro para adultos, con los que profundizaron sobre la fe. También hubo un espacio prolongado para la oración personal con la adoración al Santísimo Sacramento y atención de confesiones. Ese lugar fue señalado por el obispo entre los posibles para ganar las indulgencias plenarias concedidas por el Año de la Fe.

Monseñor Barbaro llegó por la tarde al lugar, saludó a los fieles y dialogó con ellos. Seguidamente, presidió la misa de las primeras vísperas de domingo. En la homilía, explicó qué significa tener fe, profundizando en lo que significa creer en Dios y creer a Dios. Ejemplificó con aspectos de la propia conducta personal, social, comunitaria, que denotan que la fe arraigó en la propia vida, es profunda y pasa a ser testimonio para el prójimo.

Monseñor Barbaro también destacó la fuerza de la Virgen, que aceptó la Encarnación, y animó a pedirle que brinde a los fieles una fe más honda y que arranque también milagros a Dios. Al final de la celebración, el presbítero Fernando Croxatto, párroco de la comunidad, agradeció la presencia del obispo. Los fieles regalaron al pastor un cuaderno con mensajes que fueron anotando durante el día. También agradeció a los presentes el esfuerzo que realizaron para participar del encuentro ya que muchos provenían de zonas muy alejadas. La fiesta finalizó con un festival donde actuaron diversos números.+

Campaña Donación AICA