Jueves 18 de agosto de 2022

Caritas Internationalis pide alivio a la deuda de los países más pobres

  • 17 de julio, 2020
  • Roma (Italia) (AICA)
Caritas Internationalis hizo un llamamiento pidiendo alivio de la deuda de los países más pobres, "para darles la posibilidad de seguir caminos de recuperación y desarrollo".
Doná a AICA.org

“La deuda internacional de los países más pobres de África, partes de América Latina y Asia ha tenido importantes consecuencias sociales y económicas”, afirmó el presidente de 'Caritas Internationalis', cardenal Luis Antonio Tagle, en declaraciones a la prensa con motivo de la presentación del Balance Anual de la Organización Católica.

Caritas -dijo el purpurado- busca “nuevas respuestas a los desafíos contemporáneos”, teniendo en cuenta las “consecuencias dramáticas de la pandemia” sobre la salud y el riesgo de “hambre para millones de personas”.

El cardenal Tagle advirtió sobre la situación en el Líbano, Siria y otros países del Medio Oriente, víctimas de “sanciones económicas”. “La amenaza Covid-19 hace que tu vida difícil sea más precaria”, lamentó.

Aloysius John, secretario general de 'Caritas Internationalis', reforzó el llamado al alivio de la deuda de los países más pobres, para que estos montos puedan aplicarse a los “proyectos de desarrollo local”.

“Cancelar las deudas de los países más pobres” fue la solicitud del funcionario al G20, destacando que incluso con una pequeña parte de esta cantidad es posible “salvar la vida de millones de personas”.

El secretario general de 'Caritas Internationalis' también dijo que la situación en el Medio Oriente se ha “deteriorado significativamente” en los últimos seis meses, en particular en el Líbano, un punto de referencia para enviar ayuda humanitaria a países como Siria o Irak.

“Los más pobres – recordó - son los que siempre pagan el precio más alto”. En estos días “todos miramos con especial preocupación al Líbano, que siempre ha sido un modelo de equilibrio para todo el Oriente Medio”, subrayó Aloysius John. Un país que siempre ha sido un “mensaje de libertad y un ejemplo de pluralismo para Oriente y Occidente”, como decía San Juan Pablo II.

Hoy en el Líbano - reiteró Rita Rhayem, directora de Caritas en el País de los cedros - el 75 por ciento de la población necesita ayuda y la moneda local ha perdido el 80 por ciento de su valor. 

“Estamos luchando contra dos pandemias, Covid-19 y el hambre”, dijo.

“Pero - continuó Aloysius John - esta no es la única razón por la que estamos muy preocupados por la crisis libanesa: el Líbano siempre ha sido un centro esencial para el envío de ayuda humanitaria a países como Siria e Irak, y si la situación no mejora, las consecuencias para toda la región serán catastróficas”.

Aloysius John afirmó que las sanciones oprimen a los más pobres y son, en esencia, herramientas para la “matanza pasiva de civiles inocentes”. Calificó las sanciones de “medidas injustas que afectan a las personas más vulnerables, especialmente en este momento del Covid-19” y señaló que “están creando un terreno fértil para el terrorismo”. “Las personas que huyen de situaciones difíciles se convierten en migrantes ilegales que son rechazados por los países vecinos y Europa”. 

En esencia, Aloysius John recordó que “la lucha contra el hambre, la pobreza y la injusticia son el objetivo principal de la confederación, ya que garantizan el bienestar y la dignidad humana de los más vulnerables”.

El cardenal Wilfrid Fox Napier, presidente de Caritas de Sudáfrica, criticó las relaciones desiguales entre los países occidentales y africanos, con “una dependencia casi total de las antiguas potencias de ocupación”.

Para este funcionario, la “deuda internacional” es una “limitación importante para el crecimiento y el desarrollo de África”.

Para hacer frente a la emergencia de Covid, Cáritas Internacional ha financiado 23 proyectos y otros 14 ya han sido aprobados. Gracias a ellos, se ha ayudado a las familias con asistencia alimentaria básica, kits de higiene, jabón, pañales y asistencia en efectivo para pagar el alquiler y otras necesidades urgentes. Este es sólo un ejemplo de los cientos de pequeñas pero muy importantes acciones que ayudan a prevenir la propagación del virus. 

En la actualidad, Caritas Internationalis está ayudando a casi 9 millones de personas en 14 países, entre ellos el Ecuador, la India, Palestina, Bangladesh, el Líbano y Burkina Faso. Además, unos 2 millones de personas se benefician de programas de financiación por un total de 9 millones de euros en diferentes partes del mundo. +