Jueves 24 de junio de 2021

Viola la dignidad de la madre, del hijo y del vínculo conyugal

  • 23 de abril, 2012
  • Buenos Aires (AICA)
"La práctica de la subrogación o maternidad subrogada plantea desafíos, que si bien la ley tendrá que atender, sus raíces son de orden profundamente ético y amenazan la dignidad inherente a las personas", advirtió la Hermana Elena Lugo, presidenta de la Comisión de Bioética Padre José Kentenich, al reflexionar sobre el tema: La madre subrogada atenta contra la dignidad de la madre, del hijo y del vínculo conyugal. Esta forma de venir a la existencia es incompatible con la dignidad no solo de la persona por nacer sino de la experiencia de gestación como una intimidad transformadora del ser mismo de la mujer ante su hijo por nacer y de su ser madre en vínculo exclusivo con el padre en nupcialidad recíproca.
Doná a AICA.org
"La práctica de la subrogación o maternidad subrogada plantea desafíos, que si bien la ley tendrá que atender, sus raíces son de orden profundamente ético y amenazan la dignidad inherente a las personas", advirtió la Hermana Elena Lugo, presidenta de la Comisión de Bioética Padre José Kentenich, al reflexionar sobre el tema: La madre subrogada atenta contra la dignidad de la madre, del hijo y del vínculo conyugal. "Por ejemplo -explicó-, se plantea la relación de la madre de alquiler con los donantes de los gametos, o con los receptores o padres sociales del hijo".

"Se hace necesario señalar que un hijo puede incluir diversidad de padres: madre que dona el óvulo, la que interesa recibirlo en su hogar, la que lo gesta (3 madres) y correlativamente dos padres, el genético y el que lo recibe en su hogar.

"¿Con cuál se ha de vincular el hijo? ¿Cuáles serán los derechos de cada padre o cada madre en relación al hijo?

"No se desestiman los conflictos entre los padres con una inevitable repercusión negativa sobre el hijo y los otros menores que puedan existir en el complejo entorno familiar.

"Los problemas pueden ser aún más dolorosos si el hijo es resultado de donación o maternidad subrogada entre familiares.

"Tendríamos que preguntarnos si esta forma de venir a la existencia es compatible con la dignidad no solo de la persona por nacer sino de la experiencia de gestación como una intimidad transformadora del ser mismo de la mujer ante su hijo por nacer y de su ser madre en vínculo exclusivo con el padre en nupcialidad recíproca.

La Hermana Elena Lugo, doctora en Filosofía por la Universidad de Georgetown, de los Estados Unidos, es Hermana de María, el Instituto Secular de Schoenstatt fundado por el padre José Kentenich, en Alemania en el año 1926, y forma parte de la Obra Internacional de Schoenstatt.+