Viernes 21 de junio de 2024

Ecumenismo: el Papa recordó que el Espíritu Santo es nuestra guía en ese camino

  • 28 de junio, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco recibe a los miembros de la Comisión Internacional para el Diálogo entre la Iglesia Católica y los Discípulos de Cristo.
Doná a AICA.org

“La unidad de los cristianos, se logra caminando y rezando juntos, y con obras de caridad”, subrayó el Papa Francisco este miércoles 28 de junio, al recibir a los miembros de la Comisión Internacional para el Diálogo entre la Iglesia Católica y los Discípulos de Cristo.

El Espíritu Santo es “memoria y guía, que abre nuevos e imprevistos senderos donde creíamos que el camino estaba cerrado o cortado”, añadió el pontífice.

Los Discípulos de Cristo es un movimiento protestante por la unidad de los cristianos con sede en Estados Unidos y Canadá. El diálogo está abierto desde 1977 y se encuentra en su sexta fase, prevista para continuar hasta 2027, que trata sobre el tema "el ministerio del Espíritu".

“En nuestro tiempo, que no es un tiempo fácil para la fe, estamos unidos en la misma confianza que el Apóstol quiso transmitir, al poner nuestra esperanza en el Dios del consuelo”, dijo el Papa.

Mantener joven a la comunidad cristiana
“Cuando nos acercamos en oración y con el corazón abierto a las Escrituras inspiradas por el Espíritu, lo dejamos hablar y actuar en nosotros”, subrayó el Papa, “su memoria saludable nos recuerda lo que cuenta en la vida y que “nada es imposible con Dios”. Como recordó el Concilio Vaticano II, el Espíritu es también una "guía" que "mantiene joven a la comunidad cristiana", prosiguió Francisco, señalando que en Él tenemos la alegría de "anunciar a Jesús como Señor y Salvador, y encontramos la fuerza para perseverar en la alabanza de su nombre, glorificando y magnificando ese nombre”, mientras “guarda nuestro espíritu de tentaciones”, como la tristeza, la autorreferencialidad y la mundanidad.

La armonía va más allá de un "acuerdo negociado"
El Espíritu “es el verdadero protagonista de la misión” y el Papa Francisco destacó que, con los ojos de la fe, se puede ver su presencia, “incluso más allá de los confines de nuestras comunidades” y “si somos dóciles al Espíritu”. Él sabrá dirigir los caminos de la concordia:

“El Espíritu es armonía: no lo olvidemos. Él permite 'divisiones': pensemos en la mañana de Pentecostés cuando hubo una gran 'división' de diferentes carismas... arreglo, no: la armonía va más allá, y ese es el camino del Espíritu”, dijo el Papa.

“Que nunca temamos seguir los caminos de la concordia que el Espíritu nos indica”, concluyó el Santo Padre, recordando el histórico encuentro entre Pablo VI y el Patriarca Atenágoras de Constantinopla en Jerusalén, en 1964.

"En el camino de la comunión eclesial, y en el diálogo con otras Iglesias y comunidades cristianas, algo que siempre me hizo pensar es lo que dijo, un tanto jovialmente, el patriarca Atenágoras a Pablo VI: pongamos a los teólogos en una isla y salgamos a caminar juntos. La unidad de los cristianos se realiza caminando juntos. Ciertamente, los teólogos son necesarios: necesitan estudiar, hablar, discutir; pero, mientras tanto, sigamos adelante, orando juntos y con obras de caridad. Para mí, este es el camino que no defrauda.”+