Miércoles 5 de octubre de 2022

"Un paquete para Venezuela", la Campaña de Cáritas Polonia

  • 9 de septiembre, 2022
  • Varsovia (Polonia) (AICA)
El programa de ayuda iniciado hace casi tres años fue una respuesta a la dramática situación de la salida masiva de personas de Venezuela, sumida en la crisis.
Doná a AICA.org

La tercera edición del proyecto "Un paquete para Venezuela" llevado adelante por Cáritas Polonia y socios locales está llegando a su fin. A partir de 2020, la ayuda alimentaria cubrió a casi 4,5 mil familias de venezolanos que huyeron a Colombia del hambre y a los colombianos más pobres.

El programa de ayuda iniciado hace casi tres años fue una respuesta a la dramática situación de la salida masiva de personas de Venezuela, sumida en la crisis. Según datos del gobierno colombiano, ya hay 2,5 millones de venezolanos en Colombia en las regiones fronterizas con Venezuela, expulsados de su tierra natal por la pobreza, la sensación de inseguridad y muchas veces incluso el hambre. 

La que fuera potencia petrolera Venezuela es ahora, junto con Sudán, Yemen y Siria, uno de los países con mayor déficit de alimentos: solo uno de cada cinco venezolanos puede permitirse comprar suficientes alimentos.

Paquetes y vales
El año pasado, Colombia soportó una ola de protestas desencadenadas por el anuncio de cambios impositivos. Las manifestaciones y los bloqueos de rutas interrumpieron las cadenas de suministro, provocando, entre otras cosas, escasez de alimentos, y de agua debido al aumento de la demanda asociada con el creciente número de migrantes venezolanos. La situación de las familias colombianas también se vio deteriorada.

Según datos del gobierno, el 11% de los niños menores de 5 años padecen desnutrición crónica, una condición irreversible y potencialmente mortal que impide el crecimiento y desarrollo adecuado de aproximadamente medio millón de niños colombianos.

Cáritas Polonia al iniciar este proyecto en 2020, centró las actividades en la región fronteriza de Norte de Santander, y luego las expandió al área de la capital colombiana, Bogotá. Al principio, las formas básicas de apoyo eran la distribución de comidas y la distribución de paquetes de alimentos. Tras el estallido de la pandemia de coronavirus, cuando se cerraron los comedores públicos, los beneficiarios, además de paquetería, también comenzaron a recibir vales por compras en las tiendas de la cadena Ara, popular en Colombia, propiedad de Jerónimo Martins, que, junto a Cáritas Colombiana y el Banco de Alimentos de la diócesis de Cúcuta, es socio de Cáritas Polonia en la ejecución del proyecto.

Durante las tres ediciones del proyecto, cerca de 19.000 personas fueron asistidas con paquetes de comida que contenían los productos básicos necesarios para preparar comidas para toda la familia. También se distribuyeron cerca de 3,3 mil vales de compra.+