Jueves 23 de septiembre de 2021

Un centenar de catequistas de Goya reunidos virtualmente

  • 21 de abril, 2021
  • Goya (Corrientes) (AICA)
Compartieron momentos de espiritualidad y formación guiados por el sacerdote porteño Alejandro Puiggari. Videomensaje del obispo de Goya, monseñor Adolfo Canecín.
Doná a AICA.org

Un centenar de catequistas de los siete departamentos que integran la diócesis de Goya participaron del Encuentro Digital de Catequesis, que se desarrolló en modalidad virtual el domingo 18 de abril. La reunión llevó por lema “Vayan juntos y testimonien mi vida” y pudo seguirse a través de la página oficial de la Junta Diocesana de Catequesis.

Organizado por la Junta Diocesana de Catequesis de Goya, cuyo director es el presbítero Juan Carlos Mendoza y subdirector el diácono Daniel Brandan, el objetivo del encuentro fue renovar la labor de los catequistas y compartir las experiencias en torno a este servicio fundamental en el seno de la Iglesia.

La charla estuvo a cargo del director del Instituto Superior de Catequesis Argentina (ISCA), presbítero Alejandro José Puiggari, y giraron en torno al Directorio Catequístico en el marco del Jubileo Diocesano por los 60 años de la creación de la diócesis. Previamente a las 8.30 hubo un momento de animación que continuó con la adoración eucarística y, a partir de las 9 se inició la transmisión de la predicación del sacerdote porteño.

Alrededor de las 10 los catequistas, que en su gran mayoría siguieron desde sus respectivos hogares, realizaron trabajos con diversas consignas y luego, a las 11, el padre Puiggari remató con una charla.

Además de acompañar los distintos momentos del encuentro, el obispo diocesano, monseñor Adolfo Ramón Canecín, se unió al mediodía con un videomensaje.  

La charla del padre Puiggari se inició con la canción del Jubileo Diocesano y, en esa línea, destacó que siempre “es un gran gusto compartir con los catequistas de la diócesis de Goya” y recordó al primer obispo de Goya monseñor Alberto Devoto, que fue su "compañero de escuela".

“Ésta es una fiesta de encuentro, tan propio de esta Iglesia joven que apenas lleva 60 años y que vive profundamente el lema porque les gusta caminar con otros. Tienen alma de peregrino y viven profundamente el testimoniar la vida de Jesus”, destacó, y agregó: “Ustedes saben descubrir el kerigma que se hace cultura, encuentro y canción”.

El sacerdote porteño propuso trabajar con el Directorio para la Catequesis que “nos va a guiar” y explicó que su objetivo era “dialogar sobre la base de su realidad diocesana” tomando dos capítulos, pero con un “sabor a encuentro, es decir, un alto en nuestro caminar con ese envío misionero de la diócesis, que al celebrar este jubileo no queda anclada en la nostalgia de sus inicios sino en la fuerza de la parresía, el deseo de ser una Iglesia conciliar que responde a los signos de los tiempos”.

El Concilio Vaticano II, subrayó, dio “identidad y lo constituyó como diócesis dándoles pertenencia y misión” y realizó luego una presentación del directorio valiéndose de tres signos o imágenes: “antorcha, usina y puente”, y explicó: la “antorcha es algo que nos ilumina de noche y nos da fuerza” porque el Directorio “ayudará a tener luz, con algunas pistas para poder llevar la Buena Noticia”.

"Usina” o laboratorio porque nos “anima a probar nuevos modos para seguir haciendo como antes, porque el mundo ya no es el mismo. Estamos en un momento de muchos cambios y es un tiempo para animarnos a probar, en medio de tanta incertidumbre, no nos quedamos paralizados ni por la nostalgia de querer volver atrás ni por el miedo. Estamos buscando con la certeza de que el Señor está vivo y con nosotros”.

Por último un “puente” porque el directorio hace “un gran trabajo de diálogo con y entre nosotros. No es fundamentalista y hoy la catequesis tiene que ayudarnos a ser puentes para encontrarnos, hermanarnos entre todos” alentó.

Al finalizar el encuentro, monseñor Canecín calificó como “unas horas de gracias, inédita, para dar respuesta a los desafíos de la realidad de esta pandemia, que llegó sin que la llamáramos y parece que se quiere instalar en medio nuestro”.

“La Catequesis guiada por el nuevo directorio, nos tiene que ayudar a ser capaces de dar respuestas inéditas, creativas, con nuevas iniciativas, fervor, ardor y entusiasmo a estas nuevas culturas y nuevas generaciones”, alentó, al tiempo que expresó su agradecimiento a los integrantes de la Junta Diocesana de Catequesis por haber convocado y motivado a este nuevo encuentro digital.

El prelado recordó que la diócesis tiene una rica historia por eso “debemos tener una profunda memoria agradecida” para poner “pie en el presente que nos lance con fuerza hacia adelante”.

“Como diócesis estamos embarcados en renovarnos, personal y comunitariamente” y en esa línea propuso ponerse en sintonía con el papa Francisco, que “actualiza el magisterio del Concilio Vaticano II” para ser “una Iglesia Pueblo de Dios, bautismal, en salida misionera” con un estilo sinodal y agradeció al padre Puiggari que “nuevamente nos acompañó con su sabiduría. Su entrega y profundidad, esa calidez y esa enorme valoración de nuestra diócesis y del caminar de la diócesis. Es sabedor y conocedor de nuestra historia diocesana”.+