Jueves 2 de febrero de 2023

Ucrania: los rusos detuvieronn a dos sacerdotes redentoristas en la región de Donetsk

  • 28 de noviembre, 2022
  • Kiev (Ucrania) (AICA)
Los obispos de la Iglesia Greco-Católica Ucraniana piden la "liberación inmediata" de los sacerdotes, acusados de actividad "subversiva" y "guerrillera".
Doná a AICA.org

Los obispos de la Iglesia greco-católica de Ucrania (UGCC) pidieron la “liberación inmediata” de los dos sacerdotes detenidos en Berdyansk, en la región de Donetsk.

Los sacerdotes fueron acusados de actividad “subversiva” y “guerrillera”, dirigidas contra representantes de las tropas, ubicadas en la ciudad de Berdyansk”, pero la “Iglesia lo niega”.

En la declaración de la UGCC , los obispos exigieron la liberación de los padres Ivan Levytsky y Bohdan Geleta - redentoristas detenidos el 18 de noviembre por la administración de ocupación - y la garantía de que "puedan continuar su servicio legal, sin dañar las necesidades espirituales de los fieles de la Iglesia greco-católica ucraniana que viven en Berdiansk".

Los obispos subrayan que, “en estos momentos difíciles para nuestro pueblo, en los que asistimos a numerosas y dolorosas víctimas de la guerra, con gran pesar y dolor recibimos la noticia del secuestro y encarcelamiento injustificado e ilegal de dos eclesiásticos”.

En un comunicado, los obispos dicen sentirse "obligados" a precisar que los dos sacerdotes han ejercido "su ministerio sacerdotal" durante más de tres años en la parroquia local, "anunciando la Palabra de Dios, que es paz para todos los pueblos".

También se lee en el documento que, “al momento de los allanamientos de la iglesia, la casa parroquial y demás instalaciones parroquiales, los dos sacerdotes ya se encontraban detenidos, es decir, no podían controlar de ninguna manera estas instalaciones ni la actuación de los miembros de la Guardia Nacional Rusa”.

“No pueden, por tanto, asumir responsabilidad alguna por las supuestas armas y municiones encontradas”, argumentan.

Los obispos señalan que la detención de los dos sacerdotes es el resultado de "una calumnia clara y una acusación falsa".+