Jueves 2 de diciembre de 2021

Trata: Piden penalizar a los clientes y acelerar tiempos judiciales

  • 15 de abril, 2013
  • Ciudad del México
Los participantes de la V Conferencia Regional para Latinoamérica y el Caribe de la UMOFC, que se realizó la semana pasada en México, reclamaron que es necesario penalizar a los clientes, al advertir que sin ellos "no hay trata" de personas, y pidieron acelerar los tiempos judiciales para condenar a los explotadores. Los participantes de 15 países, incluidos la Argentina, advirtieron que la tardanza del proceso judicial equivale a una "revictimización de la persona y un castigo, en vez de una liberación, ya que en todo ese tiempo continúa en riesgo" y sugirieron que "si para los tratantes el objetivo es obtener la mayor ganancia en el menor tiempo posible, la justicia debería acercarse a esta lógica de la trata y acelerar sus pasos", y lamentaron que ese delito sea un "fenómeno creciente, invisibilizado y silenciado".
Doná a AICA.org
Los participantes de la V Conferencia Regional para Latinoamérica y el Caribe de la UMOFC, que se realizó la semana pasada en México, reclamaron que es necesario penalizar a los clientes, al advertir que sin ellos "no hay trata" de personas, y pidieron acelerar los tiempos judiciales para condenar a los explotadores.

La reunión, auspiciada por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), llevó por lema "Transformemos en acción el silencio y la omisión frente a la trata y el abuso de los más vulnerables".

La declaración final reúne las coincidencia de los más de 150 participantes representantes de 15 países -Costa Rica, Argentina, Brasil, Venezuela, Colombia, Cuba, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Estados Unidos, España, Italia, México, Costa de Marfil y Alemania-, en el que se diferenciaron casos de explotación sexual, de trata, de tráfico, y las relaciones íntimas de estas formas de delito y ataque a la dignidad humana.

Los participantes en el foro indicaron que la falta de justicia, o que ésta no sea pronta, sigue siendo un "grave problema en todos los países".

Advirtieron que la tardanza del proceso judicial equivale a una "revictimización de la persona y un castigo, en vez de una liberación, ya que en todo ese tiempo continúa en riesgo".

Sugirieron que "si para los tratantes el objetivo es obtener la mayor ganancia en el menor tiempo posible, la justicia debería acercarse a esta lógica de la trata y acelerar sus pasos", y lamentaron que ese delito sea un "fenómeno creciente, invisibilizado y silenciado".

De acuerdo con datos citados por los participantes, los tratantes son hombres y mujeres de 18 a 60 años.

En ese marco, también se expusieron modelos de atención para la prevención de la trata o canalización y apoyo a víctimas.

Verónica Toller, integrante del proyecto de reciprocidad varón-mujer de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, dijo a la prensa local que "sin cliente no hay trata"; por tanto, no sólo se debe actuar contra los traficantes de personas, sino también contra su clientela. Se estima que este comercio ilícito tiene atrapadas entre 12 y 30 millones de personas en el mundo.

La también periodista argentina, especializada en el tema, añadió que, por ejemplo, en Suecia se castiga al cliente, es decir, se "penaliza al que paga, al que compra a otra persona, aunque sea por horas". Añadió que su país ha sido precursor en la promulgación de normas antitrata, y citó la denominada "ley Palacios" de 1913.+