Lunes 25 de octubre de 2021

Seminarista de Cruz del Eje recibió el ministerio del acolitado

  • 18 de agosto, 2021
  • Villa de Soto (Córdoba) (AICA)
Martín Ugolini recibió el ministerio del acolitado en el santuario de San Roque de Villa de Soto, en el marco de la novena patronal. Presidió el obispo de Cruz del Eje, monseñor Ricardo Araya.
Doná a AICA.org

En la víspera de la solemnidad de la Asunción de María y el sexto día de la novena preparatoria para la fiesta de San Roque, el seminarista Martín Ugolini recibió el ministerio del acolitado en la misa que presidió el obispo de Cruz del Eje, monseñor Hugo Ricardo Araya.

En su homilía, el prelado destacó que el ministerio del acolitado es un servicio a Dios que es amor presente en la vida de cada uno.

“Tener la experiencia de que el amor de Dios es actual, no es cosa del pasado, no es solo una promesa de futuro, es hoy. Digo esto porque ahora vamos a instituir a Martín como servidor del amor de Dios hecho presente en la Eucaristía”, destacó al referirse a este ministerio.

“Servidor del amor de Jesucristo en la cruz y hecho actual cada vez que se celebra en la Eucaristía, cada vez que se lo adora, que se lo distribuye y se lo lleva a los enfermos, servidor del amor de Dios hecho presente, actual, cercano”, puntualizó.

Ugolini se encuentra en la etapa pastoral de su formación inicial al sacerdocio y este año, junto al seminarista Fabián Jofré, están involucrados en la tarea pastoral de la parroquia San Roque con especial atención en la capilla de la Virgen del Valle en Estación Soto.

En esta tarea, el obispo le explicó al seminarista que se lo llama a comprometerse con el servicio al altar. “Se te invita en este ministerio que recibís de camino al sacerdocio: ¡No a lucirte vos! A servir, el que se tiene que lucir es Dios, no quienes nos ordenamos de cura, diáconos, obispos. No es un llamado a lucirse, es un llamado a abajarse para servir al amor de Dios que quiere hacerse cercano y presente en la vida de la gente”, precisó.

Antes de cerrar su mensaje, monseñor Araya se dirigió específicamente al seminarista comunicándole que el compromiso asumido en esta celebración eucarística será para siempre y que no termina en el altar, sino que continúa en el servicio a los pobres y los enfermos a ejemplo del Santo Cura Brochero.

“Hoy te vas a comprometer a ser un servidor para siempre de la Eucaristía. La Iglesia con su sabia pedagogía te va llevando a que camines comprometiéndote para siempre con la gente, para siempre con la palabra, para siempre con la Eucaristía, para que un día la entrega sea definitiva y el obispo te ordene presbítero. Pero esto requiere un andar, un dejarse acompañar, un discernir, me alegra celebrar este ministerio que a la vez te empuja a seguir trabajando con los dones de Dios y compromisos tuyos al estilo y con el sello del Cura Brochero”, concluyó el obispo de Cruz del Eje.

Al finalizar la ceremonia el presbítero David Silva, párroco y rector del santuario San Roque, agradeció la presencia del obispo y de los fieles presentes, e invitó al flamante acólito a dirigir unas palabras a la asamblea. 

El acólito Ugolini agradeció a los presentes diciendo que: “Esto que hoy recibo es para ustedes. Es lo que Dios nos pide, sin su oración no somos nada así que les seguimos pidiendo que recen por las vocaciones para que el Señor nos permita ser los pastores que ustedes necesitan”.+

» Texto completo de la homilía