Domingo 5 de febrero de 2023

"Se sabe que ser mujer es ser fuerte", destacó la Red Argentina de Laicos

  • 24 de marzo, 2017
  • Buenos Aires (AICA)
La Red Argentina de Laicos Católicos (Relai) destacó en un mensaje la figura de la mujer "que día a día le sonríe a la vida y pelea batallas", y aseguró: "Se sabe que ser mujer es ser fuerte". También, resaltó que la dignidad de ser mujer "reside en que -muchas veces de forma silenciosa y abnegada- son el corazón de la familia", teniendo como modelo a la Virgen María.
Doná a AICA.org
Con el título "Mujer", la Red Argentina de Laicos Católicos (Relai) destacó la figura de las mujeres "que día a día le sonríen a la vida y pelean batallas".

"Podríamos hablar de una manera histórica de la mujer y no entrarían en los libros las hazañas que realizaron", comienza el mensaje y continúa: "Tampoco tendría sentido hablar desde un punto de vista político, los cambios y avances que lograron, o la cultura y la educación, cómo ha sido enriquecida por ella".

"Si tuviéramos que escribir cada logro de las mujeres estaríamos mucho tiempo escribiendo, quizás una vida. Pero sí podemos mencionar hoy a las mujeres que -día a día- le sonríen a la vida y pelean batallas", señaló. "Hablo de ellas, las mujeres, que salen a trabajar, a mantener una familia, cansadas, enfermas. Hablo de ellas, que pasan horas cuidando a sus nietos, de las que cocinan, estudian, trabajan y hacen todo por amor. A aquellas que son capaces de perdonar, sonreír", apunta y añade: "Se sabe que ser mujer es ser fuerte".

El texto publicado por la Relai explica que las mujeres "no necesitan relacionarse con la violencia, desnudarse, ni transgredir a nadie" para ser mujer. "Demostrando todos sus quehaceres en la vida: no necesitan pelearse con los hombres, están a la vista y todos las recordamos y respetamos con gran cariño", declara.

Ante la afirmación de las mujeres que dicen: "Necesitamos enseñar que ser mujer es ser igual en dignidad, somos complementarias con los hombres", el mensaje apoya que "para una sana sociedad y construcción de la familia necesitamos reafirmar derechos, propios de toda persona humana". "Todos juntos, que nadie quede afuera, porque nuestro lugar es único y la rivalidad no nos los da. La dignidad de ser mujer reside en que -muchas veces de forma silenciosa y abnegada- somos el corazón de la familia", agrega.

"Dar a luz, criar a nuestros hijos, trabajar, estudiar, cuidar a los ancianos de nuestro entorno o realizar múltiples actividades simultáneamente, y varios etcétera, no hace más que resaltar toda nuestra dignidad que -teniendo como modelo a la Santísima Virgen María- se puede sintetizar en saber amar. Vivir sirviendo y amando hasta no dar más", concluye la nota.+