Domingo 26 de septiembre de 2021

Se llevó a cabo en Cruz del Eje la Jornada de Formación y Convivencia del clero

  • 14 de septiembre, 2021
  • Cruz del Eje (Córdoba) (AICA)
Encabezado por el obispo de Cruz del Eje, monseñor Hugo Ricardo Araya, los días 7 y 8 de septiembre se llevó a cabo un encuentro de sacerdotes y diáconos permanentes.
Doná a AICA.org

El obispo de Cruz del Eje, monseñor Hugo Ricardo Araya, encabezó una jornada de formación y convivencia del clero, que se llevó a cabo los días 7 y 8 de septiembre en la casa “El Vado”, de San Esteban, con la presencia de sacerdotes y de diáconos permanentes de la diócesis.

El objetivo de esta reunión fue pensar juntos, cómo programar la pastoral estando más cerca de la vida de la gente, experimentando el gusto espiritual de ser pueblo. 

El martes por la tarde, los miembros del clero, divididos en varios grupos, compartieron un material de trabajo sobre puntos de reflexión sobre el Orden Sagrado de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos. Luego abordaron lo reflexionado en un plenario.

Reunidos en los mismos grupos, en la mañana del miércoles, los sacerdotes y diáconos trabajaron en base a los puntos 268-274 de la Exhortación Apostólica postsinodal Evangelii Gaudium. Nuevamente realizaron una búsqueda para sumar al consejo de pastoral diocesano y a las asambleas por zona pastoral. Estos puntos trabajados en el encuentro, serán tratados más adelante, en la Asamblea Diocesana.

La jornada de convivencia y formación finalizó con la Eucaristía presidida por el obispo, que en su homilía reflexionó acerca de lo trabajado unido al Evangelio: “A nosotros nos viene bien, al final de este encuentro, recordar esta doble naturaleza en la persona del Hijo. Jesucristo hijo de Dios, Jesucristo hombre. Unidas sin confusión, distinguidas sin separación”, expresó.

“Y esto tiene que ver mucho con la pastoral, porque no puede ser Evangelio sin pueblo o pueblo sin Evangelio. Me parece importante continuar en el dinamismo del amor de Dios que se encarna en lo profundo del barro. Sigamos adentrándonos en la propuesta del papa Francisco que es la propuesta que Brochero vivió”, animó.

Monseñor Araya finalizó su homilía recordando que la fidelidad de Dios no sólo se realiza por medio de hombres y mujeres, “sino hecha con hombres y mujeres, paganos y pecadores. Así se refleja la sinodalidad e inclusión de todos”. 

Durante la celebración, los presentes dieron gracias por la donación de la “Casa del Vado” lugar donde realizaron el encuentro, que pertenecía a la Compañía de San Pablo (Instituto Secular). En ese marco, el obispo entronizó en la capilla una imagen del beato Andrea Carlo Ferrari para su veneración.+