Jueves 18 de agosto de 2022

San Rafael celebró a su arcángel patrono

  • 25 de octubre, 2013
  • San Rafael (Mendoza) (AICA)
La diócesis de San Rafael celebró sus fiestas patronales en honor al arcángel patrono, con una gran participación de fieles que se sumaron a las actividades preparadas por la Iglesia diocesana. El obispo, monseñor Eduardo María Taussig, destacó la fe de Tobías, el hebreo auxiliado por el arcángel san Rafael, y animó a poner la confianza en Dios: "No tengamos miedo de mirarlos a los ojos, más aún, de dejarnos mirar por ellos cara a cara. San Rafael nos cuidará y nos acercará a las medicinas que curan cualquier dolencia o dificultad de nuestro camino de fe".
Doná a AICA.org
La diócesis de San Rafael, en el sur de la provincia de Mendoza, celebró el jueves 24 sus fiestas patronales en honor al arcángel patrono, con una gran participación de fieles que se sumaron a las actividades preparadas por el obispado y que se iniciaron en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, desde donde salieron en procesión hacia la catedral diocesana para participar de la celebración eucarística.

La caminata por las calles de la ciudad estuvo encabezada por el obispo diocesano, monseñor Eduardo María Taussig, y seguida por el arzobispo de Mendoza, monseñor Carlos María Franzini; el obispo de San Luis, monseñor Pedro Martínez, y el arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Alfonso Delgado. Acompañaron, junto a los fieles, el gobernador provincial, Francisco Pérez, el intendente Emir Félix y otras autoridades civiles.

En su homilía, monseñor Taussig recordó que la fiesta se enmarca en un tiempo de gracia por la elección del papa Francisco, la reciente beatificación del Cura Brochero, la publicación de la encíclica Lumen Fidei y la clausura del Año de la Fe convocado por Benedicto XVI.

El obispo explicó el pasaje del libro de Tobías donde se narra la acción del arcángel Rafael. Indicó que la fe es "confiar en la mirada" del otro, que ve más lejos que uno, y así, destacó cómo Tobías se confía al arcángel, y animó a encontrar en el arcángel a "un peregrino que conduce, escucha y acompaña".

También destacó que san Rafael "prefigura la mirada de Jesús" y la luz que el Señor enciende en los ojos de quienes creen, y además, convocó a meditar sobre la mirada de Jesús cuando enseña a rezar a los apóstoles diciendo el Padrenuestro.

"Seguramente allí levantó la mirada a lo alto y sus ojos se iluminaron de una manera especial? Porque es allí donde se trasluce la relación más íntima de Jesús con Dios. Más aún, es en ese momento cuando nos invita a entrar en la comunión más íntima y filial con Dios, su Padre, y más estrecha y fraternal entre nosotros, sus discípulos: "¡Padre Nuestro?! ¡Nuestro Padre!...", observó.

Con la "luz" que brindan san Rafael y Jesús, monseñor Taussig animó a posar la mirada sobre la vida cotidiana y el camino de fe de cada persona: "Estoy seguro de que cada uno, desde su propia realidad, desde su experiencia encontrará mucha luz y mucha fuerza para vivir la fe e irradiarla a los demás. No tengamos miedo de mirarlos a los ojos, más aún, de dejarnos mirar por ellos cara a cara. San Rafael nos cuidará y nos acercará a las medicinas que curan cualquier dolencia o dificultad de nuestro camino de fe".

"Jesús nos transformará con su mirada ?agregó-, nos encenderá en el amor y obrará maravillas en nuestra vida, como lo hizo en la tarde de la Pascua con los discípulos de Emaús antes de desaparecer de su presencia".

Luego de la misa, la Orquesta Filarmónica de Mendoza regaló a los presentes un concierto en el Centro Cultural San Rafael del Diamante.+

Txto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/659.jpg[/img]