Lunes 27 de junio de 2022

San Luis celebró al Santo Cristo de la Quebrada y al Divino Señor de Renca

  • 5 de mayo, 2022
  • San Luis (AICA)
Luego de dos años de restricciones, el pueblo fiel de San Luis volvió a los santuarios del Santo Cristo de la Quebrada y del Divino Señor de Renca para expresar su devoción en las fiestas patronales.
Doná a AICA.org

La diócesis de San Luis celebró en los últimos días dos importantes festividades: las del Santo Cristo de la Quebrada y el Divino Señor de Renca.

Luego de dos años de restricciones debido a la pandemia y con la participación de una gran cantidad de peregrinos de distintos lugares del país y de países vecinos, desde el domingo 24 de abril hasta el 2 de mayo, en ambos santuarios se llevaron a cabo las Novenas correspondientes a cada devoción.

Las festividades fueron transmitidas por la página de Facebook y por la Radio Un Nuevo Sol FM. 90.7, pertenecientes al Obispado de San Luis.

A partir del 30 de abril, la gente comenzó su peregrinar demostrando una profunda fe en estos tiempos difíciles. El buen clima acompañó a los feligreses que este año quisieron asistir a pie, en colectivos o en autos, al Santo Cristo de la Quebrada y al Divino Señor de Renca.

La comunidad de Renca, localidad ubicada a unos 140 kilómetros de la capital de San Luis, celebró el 3 de mayo la fiesta en honor del Divino Señor de Renca.

La misa central estuvo presidida por el obispo de San Luis, monseñor Gabriel Bernardo Barba, y concelebrada por el presbítero Jorge Orellano y sacerdotes de la diócesis.

“No alcanzaría la razón para entender qué pasa por el corazón del pueblo de San Luis”, afirmó el obispo en su homilía, y aseguró: “Está claro que el Divino Señor de Renca desde hace años y años viene acompañando al pueblo de San Luis”, donde misteriosamente decidió quedarse. 

“Ojalá nosotros podamos vivir y transmitir a las nuevas generaciones lo mismo que han vivido y que nos han transmitido nuestros abuelos y padres”, anheló el prelado. Y agregó “los hijos y los nietos merecen que sigan sembrándose en sus corazones esta semilla de esperanza, y ¿cuál es la semilla de la esperanza? Jesús: Nuestro Santuario de Renca”.

Monseñor Barba le pidió al Divino Señor de Renca que “renueve la fe del pueblo de San Luis, la fe de cada uno de nosotros, que nos renueve la esperanza y que podamos volver a nuestras realidades con la gracia de Dios, con la fortaleza de Dios, con la esperanza de que no estamos solos, sino que tenemos un Dios que nos ama sin límites”.

Finalizada la Eucaristía, se llevó a cabo la procesión del Divino Señor de Renca por la plaza histórica.

En Villa de la Quebrada, la celebración principal fue a las 15, también presidida por monseñor Barba, y concelebrada por el presbítero Cristian Córdoba y sacerdotes de la diócesis.

El obispo volvió a destacar “la profunda fe del pueblo sencillo”. Y animó a “despojarnos de lo superficial para que sólo quede Cristo” y que él renueve la esperanza y la fe de cada uno.

En la celebración estuvieron presentes la intendenta de la localidad, Rosa Calderón y autoridades provinciales y municipales.

Luego de la misa, se realizó la tradicional procesión por las calles de la plaza con la presencia del obispo y una multitud de peregrinos y devotos que se emocionaron al acompañar al Santo Cristo de la Quebrada, prometiendo un nuevo peregrinar para el próximo año.+