Domingo 17 de octubre de 2021

San Ireneo de Lyon, será Doctor de la Iglesia

  • 7 de octubre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Lo anunció el papa Francisco en la audiencia con los miembros del Grupo de Trabajo Mixto Ortodoxo-Católico San Ireneo. Tendrá el título de Doctor unitatis"
Doná a AICA.org

El papa Francisco confirmó este jueves que declarará a San Ireneo de Lyon “Doctor de la Iglesia” con el título de “Doctor unitatis” (Doctor de la unidad). El pontífice dio este anuncio a los miembros del Grupo de trabajo mixto ortodoxo-católico "San Ireneo" a los que recibió en la Sala Clementina del Vaticano. 

El Papa les dijo que es bueno cultivar una unidad enriquecida por las diferencias, que no ceda a la tentación de una uniformidad estandarizada: “esto es siempre malo, no en el buen espíritu” y los animó a que se comparen “para comprender cómo los aspectos contrastantes presentes en nuestras tradiciones, más que alimentar oposiciones, pueden convertirse en legítimas oportunidades para expresar la fe apostólica común”.

“Me gusta su nombre: no una comisión o un comité, sino un "grupo de trabajo": un grupo que reúne, en diálogo fraterno y paciente, a expertos de varias Iglesias y de diferentes países, deseosos de rezar y estudiar juntos por la unidad.”

Francisco también les habló acerca de su patrono, San Ireneo de Lyon, quien vino de Oriente y ejerció su ministerio episcopal en Occidente y “fue un gran puente espiritual y teológico entre los cristianos de Oriente y Occidente”. 

Francisco además les confimó que pronto declarará a San Ireneo de Lyon “Doctor de la Iglesia” con el título de “Doctor unitatis”.

“Su nombre, Ireneo, lleva la impronta de la palabra paz”. El Papa aseguró que la paz del Señor no es una paz "negociada", fruto de acuerdos para proteger intereses, sino una paz que reconcilia, que restablece la unidad: “Esta es la paz de Jesús”.

Al final de su discurso, les agradeció por el estudio que acaban de publicar, titulado “Servir a la comunión. Repensar la relación entre primacía y sinodalidad”. 

“Gracias a la paciencia constructiva del diálogo, especialmente con las Iglesias ortodoxas, comprendemos mejor que la primacía y la sinodalidad en la Iglesia no son dos principios contrapuestos que hay que mantener en equilibrio, sino dos realidades que se constituyen y apoyan mutuamente al servicio de la comunión” les dijo el Papa.+