Viernes 2 de diciembre de 2022

Salesianos irán tras las huellas de Ceferino, Laura Vicuña y Don Zatti

  • 15 de octubre, 2013
  • Buenos Aires (AICA)
Entre el 15 y el 18 de noviembre, la Obra de Don Bosco en la Argentina realizará una peregrinación a Bahía Blanca y a Fortín Mercedes, en la provincia de Buenos Aires, y a Carmen de Patagones y Viedma, en la provincia de Río Negro, con el propósito de compartir la experiencia de visitar los lugares que vieron nacer la santidad salesiana. Los peregrinos visitarán los lugares donde pasaron su vida terrena el beato Artémides Zatti y la beata Laura Vicuña, el santuario de María Auxiliadora y el Museo Regional Salesiano de Fortín Mercedes.
Doná a AICA.org
Entre el 15 y el 18 de noviembre, la Obra de Don Bosco en la Argentina realizará una peregrinación a Bahía Blanca y a Fortín Mercedes, en la provincia de Buenos Aires, y a Carmen de Patagones y Viedma, en la provincia de Río Negro, con el propósito de compartir la experiencia de visitar los lugares que vieron nacer la santidad salesiana.

Los peregrinos visitarán los lugares donde pasaron su vida terrena el beato Artémides Zatti y la beata Laura Vicuña, el santuario de María Auxiliadora y el Museo Regional Salesiano de Fortín Mercedes. Los organizadores prevén salir de la ciudad de Buenos Aires el viernes 15 de noviembre a las 22. Para conocer más acerca del recorrido, visitar www.obradedonbosco.org.ar o llamar al (011) 4958-6411.

Vida de los beatos
La azucena de los Andes.
Laura del Carmen Vicuña Pino nació en Santiago de Chile el 5 de abril de 1891 y falleció en Junín de los Andes, provincia del Neuquén, Argentina, el 22 de enero de 1904, con 12 años de edad.

La niña glorificada por el beato papa Juan Pablo II el 3 de setiembre de 1988 es considerada la patrona de las víctimas de abusos e incestos y los huérfanos y mártires de Chile y de la Argentina, ya que, según se desprende de sus biografías, la niña prometió a Jesús entregar su vida para la conversión de su madre, quien mantenía una relación inmoral con un hacendado patagónico, y que muchas veces intentó vulnerar su pureza.

Ceferino.
Nació en la reducción mapuche de Chimpay, en Río Negro, como el sexto hijo del cacique Manuel Namuncurá, célebre líder del pueblo mapuche. De frágil salud, en 1897 pidió al padre Domingo Milanesio SDB que lo lleve a estudiar para poder enseñar la fe a los de su pueblo. En 1902 es trasladado a Viedma, y de allí a Italia, a instancias de monseñor Juan Cagliero.

En Roma conoce al papa Pío X. En marzo de 1905, la tuberculosis lo debilitó nuevamente. Fue internado en el Hospital de los Hermanos de San Juan de Dios, donde lo atendió el médico personal de los papas León XIII y Pío X. Falleció el 11 de mayo de ese mismo año, a los 18 años de edad.

Don Zatti.
Artémides Joaquín Zatti nació en Boretto, Italia, el 12 de octubre de 1880. Junto con su familia, en 1897 emigró a la Argentina y se radicó en Bahía Blanca. Trabajó en una fábrica de mosaicos y participó activamente en la vida parroquial, colaborando con el padre Carlos Cavalli, su director espiritual.

El 19 de abril de 1900 ingresó al aspirantado salesiano en Bernal. Cuidando a un enfermo de tuberculosis, contrajo la enfermedad, y se lo envió a Viedma, donde obtuvo de María Auxiliadora la gracia de la sanación total y le prometió dedicar toda su vida al cuidado de los enfermos.

En 1908 se consagró a Dios como salesiano coadjutor, y en 1911 hizo sus votos perpetuos. Hasta 1951 trabajó en el el hospital San José, al cuidado y servicio de los enfermos y pobres. Su amor apostólico y su corazón solidario lo movía a visitar día y noche, en su legendaria bicicleta los enfermos de Viedma y Carmen de Patagones. Falleció el 15 de marzo de 1951.+