Viernes 14 de junio de 2024

Primera misa en el santuario San Juan Pablo II en Puerto Iguazú

  • 7 de febrero, 2023
  • Puerto Iguazú (Misiones) (AICA)
La diócesis cuenta con una nueva e imponente iglesia donada por una fundación. Se encuentra en la zona de 1° de Mayo, "un lugar que necesita de Cristo", dijo el obispo local, monseñor Baisi.
Doná a AICA.org

Aunque aún restan los últimos detalles de la obra, se realizó la primera celebración religiosa en la iglesia San Juan Pablo II del barrio 1° de Mayo en Puerto Iguazú.

Más de un centenar de personas participaron de esta primera misa en el santuario, que fue construido con el ánimo de que las familias de la zona encuentren contención en la Iglesia y descubran que la fe en Dios es reconfortante y alentadora.

Para monseñor Nicolás Baisi, obispo de Puerto Iguazú, el inicio de las actividades en el Santuario San Juan Pablo II es clave para formar una comunidad católica. “Es una iglesia ubicada en el centro del barrio que necesita de Cristo, por eso después de la Misión vamos a seguir trabajando de una forma más espaciada hasta que se inaugure. Por lo pronto, lo urgente es terminar la vivienda para las hermanas y los bancos porque no tenemos para las celebraciones”, relató.

El templo aún no está inaugurado formalmente puesto que las obras no culminaron, pero la estructura se erige imponente en la ciudad de las Cataratas. En ese sentido, el obispo Nicolás Baisi se mostró feliz por poder empezar la labor del Señor en ese lugar.

Es que el santuario está estratégicamente ubicado en uno de los conglomerados más humildes de la provincia de Misiones, donde habitan alrededor de 2.000 familias en situación de extrema pobreza.

“El santuario aún no está inaugurado, pero nos pareció una buena idea trabajar con el proyecto de Misión Diocesana en el barrio, concentramos la logística allí, los misioneros están durmiendo en el predio de la escuela y otras actividades eclesiásticas como confesiones y celebraciones de preparación espiritual se realizan en el santuario”, señaló Baisi.

“Una vez que termine la Misión Diocesana Juvenil este fin de semana, lo que haremos es mantener misas los domingos. Las Hermanas Misioneras de la Evangelización del Catecismo, que arribaron hace unos meses a Iguazú, están trabajando en el barrio y residirán en la vivienda. Un sacerdote celebrará la misa todos los domingos a las 10 y habrá un día para la confesión. También comenzaremos a trabajar con el Catecismo para fomentar la comunidad católica en el barrio”, aseguró el obispo.

Por otro lado, el religioso se refirió al encuentro de jóvenes que sigue hasta el domingo. El objetivo, dijo, es llevar el mensaje de Dios a los hogares y acercarlos a la comunidad católica. Para ello se preparan en oración y salen a recorrer las calles del barrio llevando la Palabra e invitándolos a participar de las misas que se celebran diariamente a las 20.

Todo el trabajo se desarrolla con jóvenes locales, sacerdotes y las religiosas de México. “El objetivo es traer a los pies de Cristo a todos, nos está costando, en el barrio hay personas de muchas religiones, algunos nos rechazan pero muchos nos reciben y después los vemos en el templo para la misa”, contó Victoria, una de las coordinadoras que arribó con el grupo desde Eldorado.

Erigido gracias a una donación de la Fundación Grupo London Supply al obispado local, el proyecto comenzó en octubre de 2012 cuando se colocó la piedra fundamental que inició las obras de construcción de la parroquia.

Desde el obispado solicitaron al gobernador, Oscar Herrera Ahuad, que la provincia continúe los trabajos. Mientras las obras continúan, se espera que se puedan completar e inaugurar en el mes de agosto.

El Santuario San Juan Pablo II será la iglesia más grande de la ciudad. Cuenta con un patio principal en el ingreso, dos salones amplios, uno en cada costado del patio, la nave central tiene puertas vidriadas laterales que posibilitará abrirlas los días de celebraciones masivas y que los fieles puedan participar de la eucaristía desde los pasillos.

Asimismo, se diseñó con cuatro salones, dos a cada lado de la iglesia que serán utilizados para la exposición de la vida y obra de San Juan Pablo II, detrás de la iglesia se están los módulos sanitarios y entre estos, a través de un pasillo, se puede arribar al patio trasero donde se construyó un comedor y vivienda para el sacerdote.+