Miércoles 26 de enero de 2022

Piden a representantes del Pueblo un diálogo maduro en busca de consensos

  • 10 de diciembre, 2015
  • Córdoba
La Pastoral Social Arquidiocesana de Córdoba les recordó a los senadores y diputados nacionales por Córdoba, a los legisladores provinciales y a los concejales de los municipios cordobeses que el Pueblo depositó en ellos "el tesoro más valioso: el futuro de la Patria", y les pidió que "el bien común, la justicia, el diálogo maduro que fructifica en el consenso estén presentes en su gestión para que este tesoro no nos sea arrebatado".
Doná a AICA.org
La Pastoral Social Arquidiocesana de Córdoba les recordó a los senadores y diputados nacionales por Córdoba, los legisladores provinciales y los concejales de los municipios cordobeses que el Pueblo depositó en ellos "el tesoro más valioso: el futuro de la Patria", y les pidió que "el bien común, la justicia, el diálogo maduro que fructifica en el consenso estén presentes en su gestión para que este tesoro no nos sea arrebatado".

El organismo, integrado mayormente por laicos, compartió con los representantes elegidos párrafos de los discursos del papa Francisco ante el Congreso de Estados Unidos y la Asamblea General de las Naciones Unidas, para que "iluminen las deliberaciones y la toma de decisiones en cada uno de los organismos en los que les toca actuar".

Entre otras citas del pontífice, la Pastoral Social subraya "el derecho a la educación respetando y reforzando el derecho primario de las familias a educar, y el derecho de las Iglesias y de las agrupaciones sociales a sostener y colaborar con las familias en la formación de sus hijas e hijos" y recuerda que "los gobernantes han de hacer todo lo posible a fin de que todos puedan tener la mínima base material y espiritual para ejercer su dignidad y para formar y mantener una familia, que es la célula primaria de cualquier desarrollo social".

El organismo arquidiocesano describe el problema del narcotráfico como "otra guerra" que viven las sociedades y advierte que "va acompañado de la trata de personas, del lavado de activos, del tráfico de armas, de la explotación infantil y de otras formas de corrupción".

"La casa común de todos los hombres debe continuar levantándose sobre una recta comprensión de la fraternidad universal y sobre el respeto de la sacralidad de cada vida humana, de cada hombre y cada mujer; de los pobres, de los ancianos, de los niños, de los enfermos, de los no nacidos, de los desocupados, de los abandonados", afirma citando al Papa.

"La falta de paz, la división que sentimos todos, a veces de manera involuntaria, no surgen de la nada, hay quienes se encargan de crear la ?grieta? que nos separa, pero esta se agranda porque otros se empeñan en profundizarla", asegura.

Los miembros de la Pastoral Social Arquidiocesana renovaron su compromiso como ciudadanos "de colaborar en todo lo que esté a nuestro alcance para construir una Nación cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común".

"Rogamos al Señor para que les conceda la sabiduría del diálogo y la valentía necesaria para luchar por la verdad, la justicia y la paz. Elevamos nuestra súplica e imploramos la asistencia del Creador para que en su Sabiduría ilumine sus corazones", concluyeron.

El texto de la carta puede leerse en http://www.pastoralsocialcba.org.ar/documents/CartaabiertaparalosLegisladoresyConcejaleselectos.pdf.+