Jueves 2 de diciembre de 2021

Papa Francisco: Visita sorpresa a los niños de la Escuela de verano del Vaticano

  • 21 de julio, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Esta mañana el papa Francisco visitó por sorpresa a los niños y jóvenes que participan en la Escuela de verano del Vaticano, que tiene lugar estos días, mientras desayunaban en el aula Pablo VI.
Doná a AICA.org

Esta mañana el papa Francisco visitó a los niños y jóvenes que participan en la Escuela de verano del Vaticano (Veranos juveniles), que tiene lugar estos días, mientras desayunaban en el atrio del aula Pablo VI, según lo informó el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, en una nota.

Se trata de una Escuela de verano deseado por el Santo Padre para ayudar y apoyar a los padres y madres empleados de la Santa Sede.

Según el comunicado, después de pasar por las mesas, el Papa visitó las zonas de juego instaladas en la sala y tuvo una charla con los participantes.

Después, sentado con los niños, los animó a hacer nuevos amigos: “las personas que solamente saben divertirse solas son egoístas, ¡para divertirse hay que estar juntos, con amigos!”.

Finalmente, antes de regresar a Santa Marta, Francisco saludó a los animadores individualmente y les agradeció su trabajo.

En declaraciones a Vatican News, don Franco Fontana, capellán de la Gendarmería y de los Museos Vaticanos, describió que “los chicos estaban tan sorprendidos que permanecieron completamente en silencio. Luego, después del recorrido, bajamos al aula Pablo VI, hicimos lo que hacemos todas las mañanas, no alteramos el horario. El propio Papa lo quiso así”.

Después, continuó el sacerdote, el pontífice respondió a una serie de preguntas “muy simples”. “Finalmente, nos dio un saludo general y luego agradeció calurosamente a los 22 animadores. También nos tomamos una foto juntos. Luego regresó a casa Santa Marta”.

Lo que más impresionó a don Franco fue la actitud de los niños, que vieron en Francisco “la familiaridad, la sencillez y la paternidad con la que quería vivir este momento”.

Sergio Garozzo, animador, afirmó que vio al Papa “muy contento”. “Felicitó a los muchachos por el excelente trabajo, por los resultados que estamos logrando, por la felicidad de los niños y porque escuchó que todos hablan bien de esta experiencia, tanto que piensa volver a proponerla en el futuro. Los animó a hacerlo cada vez mejor”, apuntó.

El saludo a Francisco se realizó al ritmo de música y baile, todos cantaron la canción Estate Ragazzi.

Sergio relata algunos detalles más sobre las preguntas hechas al pontífice: “Una niña tenía curiosidad por saber qué hacía el Papa durante el día y él le respondió que es un sacerdote y hace lo que todos los sacerdotes hacen. Otra chica recordó a su abuelo y le preguntó si el cielo era como le habían dicho, si era hermoso, si era un lugar feliz y pacífico. El Papa la tranquilizó bendiciendo un collar que le recordaba a su abuelo”.

Ludovica, de 10 años, fue la primera en hacer una pregunta a Francisco. “Parecía feliz, le pregunté qué era lo que más le gustaba de ser Papa. Me dijo que le gustaba estar con los niños y por eso vino con nosotros”. Ludovica confiesa que se lo pasa muy bien en el Centro de Verano: “jugamos muchos juegos, nos divertimos, hacemos nuevos amigos”.

Zoe, de la misma edad, dijo al medio vaticano: “No esperaba ver al Papa. Llegué tarde esta mañana y la animadora de la entrada me dijo que estaba allí. Me quedé paralizada porque era una sorpresa; nunca lo había visto antes, me gustó mucho. Él estaba muy contento y lo saludé”. +